Chile tendrá una nueva Constitución

Los partidarios, en el referéndum que se celebró ayer, de una nueva constitución para Chile han logrado una contundente victoria, logrando el voto afirmativo del 78% de los chilenos en edad de votar, mientras los partidarios de mantener la Constitución tal como está no llegaron ni al 22%

Una abrumadora mayoría de chilenos ha decidido, por la vía plebiscitaria, derogar la Constitución que gobernaba el país y que fue aprobada por el gobierno militar de Augusto Pinochet.

Una vez finalizado el recuento, el 78% de los electores han votado por derogar la Carta Magna que impuso la junta militar presidida por Pinochet.

Con la victoria del sí, ahora se abrirá un proceso constituyente y una asamblea redactará y aprobará la nueva Constitución que regirá a los chilenos.

Dejar atrás la dictadura

Con esta abrumadora mayoría se refrenda lo que los chilenos ya pedían en la calle, que no es otra cosa que una Constitución que sea verdaderamente democrática.

El clamor popular por una nueva ley fundamental ha venido precedido de más de un año de movilizaciones con constantes disturbios en las calles, algunos de ellos extraordinariamente violentos.

Solo algo más de un 21% de los chilenos, esto es, dos de cada diez que han ejercido su derecho a voto, han votado no y continuar con la Constitución que pergeño la dictadura y que ha regido la vida de los chilenos muchas décadas.

El referéndum, además, ha contado con la participación de más del 50% de censo, condición necesaria para que la consulta electoral fuese vinculante para el gobierno y el legislativo chilenos.

Validar la Convención Constitucional

Los chilenos – y las chilenas no nos olvidemos – también estaban llamados a aprobar la composición y funcionamiento de la Convención Constitucional, que será el órgano encargado de diseñar la nueva constitución.

Como novedad, no solo en Chile, sino en todo el Cono sur latinoamericano, se tratará de una comisión paritaria, esto es, conformada por el mismo número de mujeres que de hombres, en un número de 155.

La mayoría, en este caso, también ha sido abrumadora, con casi ocho de cada diez votantes apoyando dicha configuración, aunque la alternativa – 172 miembros, parlamentarios y ciudadanos – solo ha cosechado un 21% de apoyos.

En la valoración de la jornada electoral, el presidente de Chile, Sebastián Piñeira, se ha felicitado por el triunfo de la paz y de la ciudadanía sobre la violencia.

A pesar de la pandemia

Haber alcanzado en el escrutinio el 50% del censo electoral habla bien del civismo de los chilenos, que se han acercado, a pesar de los impedimentos, a votar.

Uno de los principales impedimentos son las restricciones a la movilidad que se han impuesto por la pandemia de SARS-CoV-2.

Con la masiva participación se conjuran la tendencia, en pasados comicios, de baja participación, que en las elecciones municipales del 2016 hizo que solo votara el 36% del censo electoral.

Evidentemente, las autoridades implementaron una amplia panoplia de protocolos anticovid-19 para que votar fuera seguro, en un país que acaba de superar la barrera del medio millón de contagios.

A pesar de que tras el cierre de los colegios electorales se produjeron concentraciones en Santiago de Chile, la capital y otras ciudades, las mismas discurrieron de una manera pacífica y hasta festiva.

Un movimiento transversal

El resultado ha sido tan contundente que no se puede hablar de que en este referéndum se haya producido una polarización entre los votantes de izquierdas y de derechas.

Ha sido un clamor popular el que ha aprobado un referéndum que «entierra» definitivamente el legado de Pinochet.

Bien es cierto que se pude calificar como voto de ultraderecha el que ha dado alas al no, pero el resto del espectro político se ha decantado por una nueva Carta Magna que catapulte a Chile a un verdadero régimen democrático.

El siguiente paso, en el que sí se «batirán el cobre» los partidos políticos, es la elección de los 155 miembros de Convención Constitucional, a celebrar el próximo 11 de abril.º

Reagrupamiento de la derecha, división en la izquierda

Es lo que pretende lograr el oficialismo, de cara a la elección de los miembros de la Convención Constitucional, lo que hará necesario que se restañen las heridas rápidamente.

Habrá que cohesionar a la derecha que ha optado por un nueva Constitución y aquella, la extrema derecha o derecha doctrinaria, que pretendía seguir con la Carta Magna de la dictadura militar.

Sin embargo, en la izquierda cunde el fraccionalismo, con partido como el Partido Comunista Chileno que no acaba de asumir la situación, optando todavía por las movilizaciones sociales como arma política.

Por ello, es muy difícil lograr una lista única de las fuerzas políticas de izquierdas, lo cual, paradójicamente puede beneficiar la aprobación de la nueva Constitución por dos tercios de la aún nonata Convención Constitucional.

La Convención Constitucional y su funcionamiento

Será a comienzos de abril del 2021 cuando el presidente de Chile, Sebastián Piñera convoque la sesión de instalación de la Convención Constituyente.

A partir de ahí se abre un periodo de 15 días para la instalación, para posteriormente, y en la primera sesión del órgano, se elija la presidencia y la vicepresidencia, a partir de la cual la asamblea constituyente iniciará su trabajo.

A partir de ese momento hay un periodo de nueve meses, concluido ese tiempo la Convención Constitucional tendrá que entregar la nueva Constitución.

El órgano también puede acogerse a una prórroga de tres meses, por lo que a más tardar para junio de 2022 los chilenos deberían de tener una nueva Carta Magna.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – C64 – 92 / Warko / Tu foto con el Presidente / IAEA Imagebank / Carlos Ressuer / David Hueso / European Parliament

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: