Cuba libre

El voto cubano, tradicionalmente republicano, parece que volverá a ser vital para que Donald Trump logre su ambición de revalidar la presidencia de Estados Unidos, con unas encuestas que son favorables, por ocho puntos, a Joe Biden

Ante la inminencia de las elecciones norteamericanas, donde Donald Trump se juega su reelección y con unas encuestas que dan ventaja a Joe Biden y al Partido Demócrata, el voto cubano puede ser la tabla de salvación del republicano.

Por lo general el voto cubano, esencialmente conservador, en su gran mayoría ha optado tradicionalmente por el Partido Republicano, y es vital para las mayorías que logra ese partido en Estados como Florida.

Un encaje total

Las peculiaridades de la comunidad cubana en Estados Unidos hacen que su adscripción a los valores que representa el Partido Republicano sea total.

Una parte de los votantes de esa comunidad huyeron de su Cuba natal y tuvieron que empezar de cero en Estados Unidos, por lo que cualquier opción política progresista siempre «huele» a comunismo.

Otro de lo perfiles del votante cubano al Partido Republicano es el de las naciones en territorio norteamericano que se siente, y son legalmente, norteamericanos, pero cuyo voto está lastrado por la demonización del castrismo de la que hacen gala su colectivo.

La Florida cubana vota republicano

Un hecho sin precedentes, y que hizo que la comunidad cubana en Florida huyese en desbanda, más de lo que ya estaba, fue el intento de «deshielo» que realizó la administración de Barack Obama con el régimen castrista.

En las últimas elecciones que se celebraron en este Estado bañado por el golfo de México, las del 2016, el 54% de los electores cubanos que ejercieron sus derechos votaron al partido de Donald Trump.

Eso hace de la comunidad cubana algo singular, ya que, por lo general, las minorías étnicas, y los cubanos por ser latinos lo son, suelen votar mayoritariamente al Partido Demócrata que tiene a Joe Biden como candidato a presidente.

En el caso de este Estado donde originariamente vivían los indios semínolas, solo el 26% del voto de las minorías étnicas fue a los republicanos.

Pero en estos comicios, parece que las tornas han cambiado, al menos en lo que se refiere a la comunidad cubana en Florida, donde Biden tiene una ventaja de algo más de dos puntos porcentuales sobre Donald Trump.

Un Estado clave

Florida puede ser uno de los Estados donde se dilucide cuál de los candidatos va a ser presidente en los comicios, no en vano, en él se «juegan» 29 votos electorales, los mismos que tiene Nueva York.

De hecho, Florida, en lo que respecta a votos electorales está empatado con Nueva York y es el tercer Estado que más sufragios aporta, solo por detrás de California (55) y Texas (38).

Cabe recordar que para ser presidente de los Estados Unidos de América es necesario alcanzar los 270 votos electorales, y cada uno de ellos cuenta, más ahora que los dos candidatos van parejos en las encuestas.

En una ofensiva en Twitter, como es natural en él, Trump no ha dudado en calificar como peligrosos procastristas a muchos de los candidatos demócratas de origen hispano, y hasta al propio Joe Biden.

Los republicanos llevan tiempo «calentando» la calle en Florida, y para ello no ha dudado en agitar el espantajo del comunismo, como si el Partido Demócrata fuese el PCUS.

Una marcha anticomunista en Miami reunió a 30.000 vehículos, plagados de personas de ascendencia cubana que agitaban enormes banderas de las barras y estrellas.

Cambio generacional

Sin embargo, algo lleva tiempo cambiando entre la comunidad cubana es el sentido de voto de los más jóvenes, ya que tradicionalmente las personas de más edad votan republicano por el furibundo anticomunismo de ese partido.

Además, las primeras oleadas de refugiados cubanos, las que llegaron antes del nuevo siglo, eran blancos y adinerados, más proclives a votar conservador.

Pero las realidades socioeconómicas de los migrantes cubanos que llegaron a partir del año 2000 son diferentes, tiene menos dinero, la mayoría son mulatos, y suelen llegar a Estados Unidos con «una mano delante y otra detrás».

Biden por delante en casi todos los Estados

Es lo que muestran las últimas encuestas demoscópicas, en las que Joe Biden le llevaría una ventaja a Donald Trump de 7,8 puntos porcentuales.

Si esa ventaja la traducimos en delegados, en estos momentos Joe Biden contaría con 232 delegados, mientras que Trump solo tendría 125, aunque todavía estarían en liza 181 delegados que decantarán la elección presidencial.

Biden tiene casi asegurada la victoria en Estados tan importantes como California, Nueva York e Illinois, estados grandes que aportan un buen número de votantes.

Mientras tanto Donald Trump podría ganar en estados más pequeños que aportan menos votos y como consecuencia menos delegados, como es el caso de Tennessee, Alabama, Kentucky u Okcahoma.

Estados en liza

Pero hay un buen número de estados, como es el caso de Texas, Florida y Pennsylvania u Ohio que todavía no tienen «dueño», y es ahí donde se pude producir la verdadera pugna por «arañar» hasta el último voto.

Texas aporta 38 compromisarios, 29 Florida, 20 Pennsylvania y Ohio 18, un número muy apetitoso de delegados electorales a sumar para lograr los ansiados 270 que den la presidencia a alguno de los dos candidatos.

Estos estados que hemos citado son los denominados «púrpuras», esto es, no se tiñen con el azul republicano ni con el rojo demócrata, teniendo un comportamiento electoral ambivalente, ora votan democrática ora votan republicano.

Los norteamericanos acudirán en masa a votar

En estos momentos 50 millones de electores ya han votado anticipadamente, que corresponde al 35% del censo electoral, lo que beneficia, a priori a los demócratas.

Tradicionalmente siempre que los norteamericanos acuden masivamente a las urnas perjudica a las ambiciones electorales del partido del que fuese abanderado el senador John McCain.

Cuando Estados Unidos vota mayoritariamente, es porque las minorías étnicas – latinos, afroamericanos y asiáticos – votan, y estos mayoritariamente votan demócrata.

Finalmente, en estas elecciones del 2020 parece que el voto hispano será crucial para la elección de cuadragésimo sexto presidente del país del que fuese máximo mandatario Abraham Lincoln.

Fuente – el diario / Florida en Wikipedia / 20 minutos

Imagen – B137 / Matt Johnson / Shiva Shenoy / Lisa Cry / Richard Hurd / Autumn Barnes / Frank León

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: