Guerra total contra el SARS-CoV-2

Zafarrancho de combate en Auckland, la capital de Nueva Zelanda, después de que se haya encontrado un caso de infección en una estudiante universitaria. Las autoridades han llamado al confinamiento voluntario mientras se traza la enfermedad

Es lo que está planteando Nueva Zelanda, que no ha ahorrado recursos a la hora de acabar en su territorio con la pandemia.

Ahora le toca a la capital, Auckland, donde el gobierno ha pedido a la población de la capital neozelandesa que se quede en su casa mientras las autoridades sanitarias rastrean el origen del único caso que queda en el país.

Nueva Zelanda ha optado por ir a por el virus, no convivir con él, y eso le ha permitido tener, en pocas semanas, controlado la epidemia de SARS-CoV-2 en el país.

La buena gestión de la pandemia ha permitido a su primer ministro, Jacinta Ardern lograr la mayoría absoluta en las elecciones que se acaban de celebrar.

Auckland aislado

Al menos durante el día de hoy, habiendo pedido el gobierno a la población de la ciudad más populosa de todo el país, que se queden en casa.

De ese modo se pretende rastrear cómo se pudo contagiar una estudiante que hoy es el único caso de contagio en la ciudad que fundase William Hobson.

A todos aquellos que se lo puedan permitir, las autoridades han pedido que se queden teletrabajando desde casa, cuando en el centro de la ciudad, en día laborable, se llegan a concentrar hasta 100.000 personas.

Para aquellos que tenga un trabajo que no se pueda realizar en «remoto», las autoridades neozelandesas reclaman que utilicen mascarilla, se pertrechen de gel hidroalcohólico y mantenga la distancia de seguridad.

La mayoría de los centros públicos y culturales permanecerán cerrados hoy, caso del ayuntamiento, bibliotecas y oficinas municipales.

Un contagio que nadie puede explicar

La afectada es una estudiante universitaria, y todavía las autoridades no se explican cómo se ha podido contagiar, ya que no ha visitado ninguna de las zonas «calientes» de SARS-CoV-2, caso de la frontera.

La estudiante fue sometida a una PCR el pasado martes, y se le indicó que se confinase en su domicilio hasta saber el resultado de la prueba, que finalmente arrojó un positivo.

Sin embargo, la estudiante hizo caso omiso de la recomendación y el miércoles acudió a su puesto de trabajo, un puesto en el que está de cara al público.

De lo que se conoce hasta ahora, la ya enferma de SARS-CoV-2 llamó a su jefe para decirle que debía de estar en cuarentena hasta saber el resultado, pero después de la conversación acudió normalmente a su trabajo.

PCR con resultado positivo

Fue le martes cuando los responsables de salud pública le indicaron que había dado positivo en SARS-CoV-2, y fue derivada a un centro de confinamiento donde se la ha entrevistado varias veces.

Las entrevistas han tenido como objeto el trazar los posibles contactos de la afectada desde el momento en el cual se le sometió a la PCR que dio un positivo como resultado.

Las autoridades sanitarias neozelandesas todavía desconocen a estas horas cómo se pudo contagiar, y han puesto a dos de sus amigas en cuarentena, aunque las mismas no muestran por el momento síntomas compatibles con SARS-CoV-2.

Ingeniería inversa

Ahora, los rastreadores están intentando determinar en qué lugares y con quién estuvo la afectada desde el momento en el cual era contagiosa.

Hasta ahora han descubierto que se subió a varios Uber y que estuvo en varias cafeterías y restaurantes del centro de la ciudad comiendo y recogiendo comida para llevar.

En esos días también hizo una visita a los almacenes Smith & Caughey’s, uno de los más famosos de Auckland, con lo cual los investigadores han reconstruido su periplo inclusive por franjas horarias.

Los vecinos del bloque de apartamentos donde vive la estudiante han sido obligados a confinamiento domiciliario y los lugares comunes se han cerrado, mientras una comitiva sanitaria buscar restos del virus.

Advertencia a los ciudadanos

El aviso ha venido esta vez desde la Dirección Nacional de Salud, y llama a los vecinos de la capital de Nueva Zelanda a mantener la guardia en alto, mientras se realizan pruebas genéticas.

El llamamiento pide no acudir al trabajo si se tienen síntomas compatibles con infección de SARS-CoV-2, utilizar mascarilla en todo momento y lavarse las manos a menudo, bien con agua y jabón o con gel hidroalcohólico.

Confinamiento con solo 100 casos

Es lo que determinó el gobierno neozelandés, un confinamiento de tres semanas, después de que se detectaran en Auckland 100 contagios de SARS-CoV-2, una ciudad, la más poblada de Nueva Zelanda, con 1,7 millones de residentes.

Las pruebas genéticas que se han realizado han determinado que la cepa no tiene relación con las que se habían encontrado anteriormente en la capital, por lo que puedes ser un virus importado de alguna otra zona del país.

Las medidas estrictas que se han implementado en Auckland contratan con la laxitud de otras grandes ciudades de Nueva Zelanda, como Wellington o Christchurch.

En dichas localidades es raro ver a alguien con mascarilla, el uso de geles hidroalcohólicos brilla por su ausencia y no se toma la temperatura en lugares públicos ni aeropuertos.

Una pandémica con una muy baja mortalidad

En Nueva Zelanda, seguramente por las férreas medidas que ha impuesto el gobierno, no ha habido, por el momento, más de 25 muertos, y solo 2000 se han contagiado de la enfermedad del SARS-CoV-2.

Las claves de este éxito se cifran en que las autoridades neozelandesas han optado por eliminar el virus, no convivir con él y en que han seguido unas férreas normas fronterizas, haciendo PCR a cualquiera que quisiese ingresar en su territorio.

De hecho, lo que ya se conoce como «modelo neozelandés» se ha convertido en un procedimiento a seguir para acabar con la pandemia de SARS-CoV-2, y el modelo se está exportando a otros países.

En cierto modo, los neozelandeses no han hecho sino utilizar el modelo de enfrentarse a la pandemia que se comenzó a utilizar en los países del sudeste asiático, como China, pero también Corea del Sur o Vietnam.

Fuente – el diario / Auckland en Wikipedia

Imagen – John Fowler / eGuide Travel / Kevin Dooley / Official U.S. Navy Page / Amtec Photos / Greg O`Beirne / Justin Clements / Alisha Vargas

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: