A la búlgara

El gobierno chino, además de promover a diputados solo a aquellos hongkoneses que demuestren un acendrado patriotismo acaba de modificar el parlamento de ese territorio semiautónomo, para evitar que la oposición pueda tener mayoría

Y parece mentira que estemos hablando de China, y en concreto de lo que hasta hace nada era el territorio semiautónomo de Hong Kong.

El enésimo comportamiento antidemocrático del gobierno chino ha sido el promulgar una nueva ley electoral que solo permitirá participar en la política hongkonesa a los «patriotas» sea lo que sea eso.

De iure eso significa dejar fuera de la contienda parlamentaria a toda la oposición hongkonesa y abocarles a intentar ganar «en la calle» lo que no pueden lograr en las instituciones, de las cuales acaban de ser proscritos.

Una nueva legislación electoral

Aprobada el pasado martes, el principal cambio que establece tiene que ver con el sistema de votación, un liberticidio más que comete el Partido Comunista Chino.

Sin ya necesidad de utilizar careta, el gobierno chino se apresta a ahogar cualquier resquicio de libertad y de democracia de la colonia que fuera territorio británico.

La aprobación de la nueva ley electoral, a pesar de haberse celebrado en Gran Salón del Pueblo en Pekín, ha sido «a la búlgara», con un sí rotundo de los 167 diputados del órgano legislativo chino.

El nuevo articulado se anexa a la Ley Básica – la constitución de Hong Kong – mediante dos anexos, y tras su aprobación ha sido el máximo dirigente chino, Xi Jinping, el que ha rubricado la nueva ley.

Diputados «a dedo»

El parlamento hongkonés, que recibe el nombre de Consejo Legislativo estará, a partir de ahora, conformado por 90 diputados, y no 70 como hasta ahora.

Pero en el nuevo legislativo hongkonés estará prácticamente copado por diputados elegidos «a dedo» por el gobierno chino.

El sufragio universal solo elegirá 20 curules, cuando hasta ahora los votantes chinos tenían la capacidad para elegir hasta a 35 diputados.

Será el Comité Electoral, formado por notables «teledirigidos» desde Pekín y que son también los que eligen al jefe del Gobierno Autónomo, también eligen a 40 diputados.

Los 30 restantes hasta completar los 90 congresistas son elegidos por gremios profesionales de la denominada ciudad autónoma.

Un Comité Electoral hipertrofiado

Además de tomar un mayor peso político, el organismo pasará de estar formado por 1.500 miembros, 300 más que hasta ahora.

Los tres centenares de nuevos miembros, tal como ha informado el gobierno chino, serán elegidos entre «patriotas» hongkoneses, muchos de los cuales también pertenecen al Consejo Consultivo Político Popular de China.

El nuevo órgano pierde, por tanto, los 117 curules que estaban reservados para concejales de distrito, una de las pocas figuras del legislativo que son elegido por sufragio universal por los hongkoneses.

Las nuevas fórmulas suponen un «pucherazo» en toda regla para un territorio que ha visto como China lleva décadas minando su independencia y su democracia, con unos políticos hongkoneses «teledirigidos» desde Pekín.

Derecho de admisión

En un ejercicio de surrealismo, todo aquel candidato que se pretenda presentar a las elecciones para el parlamento hongkonés será escrutado por un denominado un comité de control que dará su pláceme; o no.

Por si esto fuera poco, el comité esta tutelado por los órganos implicados directamente en lograr el cumplimiento de la Ley de Seguridad que está impuesta en toda China, incluida el territorio de Hong Kong.

Velocidad de crucero

Teniendo en cuenta la parsimonia con la que se toman las cosas el gobierno chino, ha causado estupor la velocidad, casi sideral, con la que se ha modificado la composición del órgano legislativo hongkonés.

A la misma velocidad, o inclusive a una velocidad más alta, se tramitó la Ley de Seguridad Nacional que pretende dejarlo todo «atado y bien atado» para que de esa manera la transición a un solo régimen, el del Partido Comunista Chino, sea más manejable.

La reforma exprés del parlamento hongkonés se produjo al constatar las autoridades chinas que por los resquicios legales que dejaba la legislación del que fuera enclave británico la oposición democrática podía llegar a controlar el Consejo Legislativo.

Inclusive de haber seguido el legislativo como estaba, la oposición democrática podría haber iniciado una suerte de impeachment contra Carrie Lam, la presidenta del territorio autónomo que cuando China le dice ¡salta! ella balbucea ¿Hasta dónde?

En las ultimas elecciones locales, las únicas en las cuales funciona el sufragio universal, la oposición democrática laminó a los candidatos «oficialistas».

Nuevamente sin elecciones legislativas

Producto de la reciente reforma, las elecciones que se deberían celebrar en la primavera de este 2021 han sido suspendidas sine die.

Hay que recordar que las elecciones estaban previstas para 2020 pero producto de la eclosión de la pandemia de SARS-CoV-2 estas tuvieron que suspenderse, y ahora se suspenden hasta septiembre para que de tiempo a «metabolizar» los cambios que se han producido.

Censura, también cultural

Pero la censura llega también a la cultura, y el gobierno de Hong Kong, en manos de la pro china Carrie Lam, ha informado que en le que fuera territorio autónomo no se podrá ver la ceremonia de los Óscar.

Hacia cinco décadas desde la última vez que se cortó la señal para que los hongkoneses no pudiesen ver la ceremonia de los máximos galardones del cine norteamericano.

De cualquier modo, el canal estatal TVB aduce que la no emisión de la ceremonia tiene que ver con una motivación puramente comercial.

Sin embargo, en la edición del 2021 de los Óscar, en la categoría de Mejor Película Internacional participa el metraje hongkonés Better Days, y en la categoría de cine documental también lo hace una «cinta» que repasa la tumultuosa vida política de la colonia.

En Dot not split, el realizador Anders Hammer muestra lo que han sido las protestas en las calles de Hong Kong contra el gobierno pro chino que preside Carrie Lam, muchos meses de protestas en las cuales los manifestantes han sido apaleados, cuando no asesinados por la policía de Hong Kong.

Fuente – EL PAÍS / EL MUNDO

Imagen – jiang / Surreal Name Given / David Stanley / manhhai / Thomas Bresson / Brian Cantoni / Julia

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: