Se llama contumacia

Según la información que tienen un su poder los servicios de inteligencia occidentales, Rusia no estaría, como había anunciado, retirando sus tropas de las fronteras ucranias, sino simplemente reorganizándolas, mientras hackers rusos siguen atacando a ministerios y bancos estatales del país que gobierna Volodimír Zelenski

A pesar de que parece que el suflé está bajando – Rusia ha dado por cumplidas las supuestas maniobras militares – los datos en poder de los servicios de inteligencia occidentales advierten de que lo que fuera el Ejército Rojo sigue acumulando tropas en las fronteras.

Ha sido el propio secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el que ha informado a los medios de que el Kremlin sigue acumulando tropas en las fronteras con Ucrania, en todas ellas.

Las declaraciones las ha realizado Stoltenberg después de una reunión de los ministros de defensa de los países miembros de la alianza militar, y contradice lo expresado por el gobierno ruso.

Estados Unidos abona la teoría

En el mismo sentido en que lo ha hecho Stoltenberg se ha manifestado el secretario de Estado norteamericano, Anthony Blinken, informando que la inteligencia norteamericana también informa de que Rusia no ha replegado a su ejército.

En una entrevista en la cadena de televisión ABC, ha informado que, aunque Rusia ha reorganizado sus tropas, ahora las unidades militares que están más cerca de las fronteras ucranias son las que serían necesarias para encabezar una invasión.

En el mismo sentido se ha expresado Ned Price, el portavoz de la Secretaría de Estado, que ha llegado a afirmar que en estos momentos hay más tropas rusas en las fronteras entre Rusia y Ucrania.

De hecho, Estados Unidos ha advertido que la acumulación de tropas rusas se produce en la frontera con Ucrania, en las fronteras de Bielorrusia con el país que gobierna Volodimír Zelenski y también en la península de Crimea.

Despliegue de tropas

En la reunión de los ministros de defensa de la OTAN también se ha decidido llevar a cabo un estudio preliminar para desplegar tropas de la Alianza en el flanco oriental de Europa.

Este proceso sería el preliminar para que tropas OTAN se desplieguen en Rumanía y Bulgaria, con lo que la nueva tropa complementaría las unidades militares que ya están desplegadas en Polonia y los países bálticos.

El despliegue de integrantes de las fuerzas armadas de países OTAN estaría en correspondencia de la intimidación militar que Rusia está perpetrando contra Ucrania y otros países que estuvieron bajo su tutela en la época soviética.

Un ataque inminente

De hecho, la inteligencia norteamericana había dado la fecha de hoy, 16 de febrero, como el día en el cual las tropas rusas invadirían Ucrania, echo que se confirmará, o no, al final de la jornada.

Esa información de inteligencia ha sido compartida por Estados Unidos con sus aliados en la Alianza Atlántica.

Aunque finalmente no se desencadenen las hostilidades, la concentración de tropas rusas en su frontera oeste, en la parte que limita con Ucrania, es la mayor que se ha llevado a cabo desde que cayó el telón de acero.

De hecho, ningún analista de la OTAN ni de ningún país occidental puede escrutar que es lo que finalmente va a suceder, pero si se tiene la conciencia de que en caso de que Putin de la orden de invasión, aquello será un «paseo militar» para las tropas de Kremlin.

Cabe recordar que, en el año 2014, Rusia optó por invadir unilateralmente territorio soberano de Georgia y Moldavia, dos de las repúblicas que formaron parte de la URSS; y los rusos allí siguen.

Guerra híbrida

La inteligencia de señales, fundamentalmente los satélites espías que Estados Unidos y la OTAN tiene orbitando por el espacio muestran bien a las claras que Rusia no está retirando tropas de las fronteras ucranias.

Además, las imágenes que se pueden obtener de satélites comerciales muestran, al igual que las imágenes de los satélites espías, que no se ha producido una reducción significativa de las tropas rusas en las fronteras.

De la misma opinión es el gobierno ucranio, y ha sido su presidente, Volodimír Zelenski, el que ha declarado que una cosa son las intenciones y otras los hechos.

La opinión ucrania es significativa porque las fuerzas armadas ucranias, los «ojos» de Ucrania en las fronteras del país, también reportan que la mayoría de las unidades militares rusas mantienen sus posiciones.

Lo que más temen las autoridades ucranias es que Rusia opte por una guerra híbrida. De hecho, varios ministerios ucranios ya han informado ataques informáticos a sus sitios web.

En lo estrictamente militar, de entablarse las hostilidades, las tropas rusas seguramente lanzarían su ataque desde el Donbás, en donde los separatistas rusos mantienen, desde el 2014, una guerra de baja intensidad con el ejército ucranio.

Aumentan los ataques informáticos

Los hackers rusos llevan semanas cebándose con múltiples sitios web ucranios, no solo de organismo públicos como ministerios, sino que también han atacado a los principales bancos ucranios.

Dos de los principales bancos estatales de Ucrania han sido atacados informáticamente, lo que ha producido que las dos entidades financieras hayan tenido que restringir su actividad normal, sobre todo en lo referente a la banca electrónica.

Expertos informáticos no dudan en calificar la situación como el peor ataque informático que ha sufrido Ucrania en toda su historia; en el mismo sentido ha calificado la situación el ministro de telecomunicaciones ucranio Myjailo Fedorov.

La Unión Europea también se moviliza

Si bien es cierto que, a la UE, como organización supranacional europea, no ha ni hecho amago de movilizar tropas, eso no indica que la Unión Europea no esté lanzando contramedidas, aunque estas sean políticas y diplomáticas.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha propuesto organizar una conferencia de donantes para reunir cientos de millones de euros para reforzar la democracia en Ucrania, máxime cuando desde hace años es un país candidato a pertenecer a la Unión Europea.

La UE es consciente de que los 1.200 millones euros que han reunido hasta ahora para entregar a Ucrania no son suficientes como para reforzar las instituciones y las fuerzas armadas de ese país.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Slick / GPA Photo Archive / Horatiu Goanta / NATO / 7th Army Training Command / Konstantin Rotkevich / EU2017EE

Publicado por Gonzalo Sánchez del Pozo

Sobre todo apasionado: de las letras, de los paisajes, de los lugares insondables, de las historias, de los personajes, de las situaciones, de los mares, de las montañas. Nómada, como cantaba Franco Batiatto, "que busca los ángulos de la tranquilidad, en las nieblas del norte, en los tumultos civilizados, entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan".

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: