Cold war

La invasión de Ucrania por parte de Rusia ha tensionado Europa poniéndola a las puertas de una nueva Guerra Fría, con un aumento de los contingentes de la OTAN desplegados, a pocos días que la organización celebre una cumbre en Madrid

La guerra de Ucrania nos está llevando a una situación geopolítica que se parece mucho a la existía durante la Guerra Fría: las espadas vuelven a estar en alto entre occidente y Rusia.

Sin embargo, Rusia carece en estos momentos del «músculo» del que gozaba la extinta Unión Soviética, aunque como ella, algo que proviene de la Rusia zarista, no ha renunciado a sus ambiciones imperiales.

En la próxima cumbre de la OTAN, a celebrar en Madrid, se espera que la organización multilateral planifique el mayor despliegue de tropas en Europa desde la Guerra Fría, con un importante aumento del contingente norteamericano.

Rusia en el punto de mira

El país que gobierna Vladimír Putin se ha convertido en la principal amenaza estratégica para la OTAN, de lo que se derivará un despliegue de tropas desconocido en los últimos 30 años, casi desde la implosión de la Unión Soviética.

A la zaga le va China, que los aliados consideran, cuando menos, como un desafío estratégico, y un país candidato a ser vigilado con mayor detenimiento que hasta ahora.

La OTAN, que hasta hace poco estaba en horas bajas, recupera todo su vigor y pujanza, impulsada, una vez más, por Estados Unidos.

De lo que se trataría con el despliegue de tropas es establecer una fuerza disuasoria que impida las pulsiones expansionistas de Rusia, ya que la organización se malicia que Ucrania podría ser solo un primer paso para el país de las estepas.

Europa oriental está a punto de convertirse en un blocao, armado hasta los dientes, que disuada a Rusia de seguir con su política expansionista.

Con el tratado de la OTAN en la mano, la organización debería dar una respuesta militar en caso de que cualquiera de sus estados miembros fuese atacado.

Entre el 28 y el 30 de junio

Serán los días en los cuales se celebrará la cumbre de la OTAN en Madrid, y que se celebrará con el trasfondo de la invasión de Rusia a Ucrania, que ha provocado una guerra en Europa, algo que no se recordaba desde mediados de los años 90 del pasado siglo.

Muchos analistas afirman que estamos a las puertas de una nueva Guerra Fría, en la cual Rusia va a intentar jugar sus cartas de tal manera que pueda recuperar la zona de influencia que tenía la antigua URSS.

De hecho, la OTAN baraja un escenario en el cual sería plausible un enfrentamiento bélico entre Rusia y la Alianza, por lo que seguramente en Madrid se decida aumentar el despliegue militar y una mayor inversión en defensa.

Además, la planificación del despliegue de tropas en Europa, que se perfilará en Madrid, tendrá su continuidad en el cuartel general que la OTAN tiene en Bruselas, aunque se desconoce cuándo comenzará el despliegue sobre el terreno.

De grupos de combate a brigadas

Será uno de los primeros cambios que se produzcan en las tropas de la OTAN que están desplegados en Europa oriental.

El cambio es importante, dado que, por lo general, las brigadas son unidades autosuficientes, creadas exprofeso para poder entablar combate por ellas mismas sin la necesidad de casi ningún tipo de apoyo, incluidos los logísticos.

Mientras que un grupo de combate está formado por entre 1.000 y 1.500 efectivos, una brigada, como ya hemos indicado puede llegar a los 5.000.

A ese aumento de efectivos se le une el hecho de que las brigadas suelen contar con una mayor panoplia de armamento y este suele ser mucho más sofisticado.

Pero inclusive los países de la OTAN de Europa oriental, los más amenazados en un hipotético expansionismo ruso, pretenden que la unidad tipo de despliegue de la OTAN sea la división.

Con esa configuración, el número de efectivos puede llegar a los 11.000 formando lo que prácticamente es un ejército, donde en su seno coexisten diferentes tipos de unidades.

Crimea, el inició todo

Fue a raíz de la anexión rusa de Ucrania, en 2014, cuando la OTAN empezó a desplegar tropas en el este de Europa.

Se destinaron grupos de combate a Polonia, y a las repúblicas bálticas, enviando cada una de esas unidades a Estonia, Letonia y Lituania.

En estos momentos la suma de efectivos de los grupos de combate desplegados en Europa supone un total de 5.000 miembros.

El pasado marzo la OTAN decidió enviar otros grupos de combate a Hungría, Rumania, Eslovaquia y Bulgaria, lo que ha supuesto que los efectivos de la OTAN en Europa del Este sumen 40.000 efectivos.

Además, a estas tropas de tierra se les suman 130 aeronaves y 140 barcos de guerra, mientras estados unidos ha sumado otros 30.000 hombres a las tropas que tiene desplegadas en Europa.

Cambiar de estrategia

Es lo que va a suponer la cumbre de la OTAN de Madrid, ante una Europa que en pocos meses ha visto como se reconfiguraba estratégicamente.

De hecho, está previsto que en la reunión se plasme un nuevo Concepto Estratégico, que es el documento rector en la estrategia militar que tiene la OTAN en cada momento y que algunos ya lo llaman el Concepto Madrid.

De hecho, hasta ahora, Rusia no representaba ningún tipo de amenaza para la OTAN, y a partir de ahora se la categoriza como una amenaza directa e inminente.

En el nuevo Concepto Estratégico también estará presente China, siendo categorizada también como una amenaza a la seguridad de los países que conforman la OTAN, en el peldaño anterior a Rusia.

Sin embargo, la principal prioridad de Estados Unidos sigue estando en Asia, y concretamente en China, de donde proviene la principal amenaza potencial.

Ante esta situación, países meridionales como España, piden a la OTAN que no descuide su flanco sur, donde se encuentran países, sobre todo del Magreb, que podrían ser fuente de inestabilidad para el país donde reina Felipe VI.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Air Wolf Hound / Alison Thomas / Pablo Elena / The U.S. Army / Bogomolov / Rob Bertholf

Las carga el diablo

Mazazo en Estados Unidos para los partidarios del control de armas: el Tribunal Supremo ha derogado la legislación del Estado de Nueva York sobre la tenencia y uso de armas, lo que permitirá a partir de ahora, algo prohibido en Nueva York, como es portarlas en el espacio público sin justificación de ningún tipo

Las últimas matanzas que se ha producido en Estados Unidos, una de ellas un atentado racista contra población afroamericana y otra en una escuela de primaria, han vuelto a poner la posesión de armas en el alero.

En una decisión que sienta precedentes, el Tribunal Supremo de Estados Unidos acaba de tumbar la legislación neoyorquina sobre la posesión legal de armas de fuego.

La legislación de Nueva York sobre la posesión legal de armas era de las más restrictivas de Estados Unidos, que entre otras cosas hacía que quien tuviera acceso legal a un arma de fuego tuviese que justificar esa tenencia.

Una legislación estricta

No es raro en grandes locales neoyorquinos de La Gran Manzana que se advierta a la entrada que está vetado el acceso a cualquiera que porte armas.

Sin embargo, en los barrios marginales de esa gran ciudad no es raro que las discusiones que comienzan a gritos terminen a tiros.

Es posible que a partir de ahora el número de tiroteos vaya en aumento desde que el Tribunal Supremo de Estados Unidos, con una abrumadora mayoría conservadora, ha «tumbado» esa legislación.

El artículo que deroga el alto tribunal es aquel que impedía que, en Nueva York, salvo CFSE y pocas excepciones más, puedan llevar armas en el espacio público.

Reacción en tromba ante una ola de violencia

Rápidamente los principales cargos públicos neoyorquinos han salido en tromba para criticar la sentencia del Tribunal Supremo, siendo una de las primeras su gobernadora, la demócrata Kathy Hochul.

Inclusive el presidente de los Estados Unidos ha terciado en la polémica: Joe Biden ha calificado de “profunda decepción” la sentencia del tribunal que preside John G. Roberts, que según el político de Wilmington contradice tanto el sentido común como la constitución.

En el razonamiento jurídico de la sentencia, el alto tribunal considera que Nueva York vulnera los derechos consagrados en la Segunda Enmienda, que desde el año 1789 consagra el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas.

En el caso de Nueva York, aun teniendo, la ahora derogada, una de las legislaciones más restrictivas en cuanto a la tenencia y posesión de armas, los incidentes armados son constantes.

Se trata de una decisión que marcará un antes y un después, y la sentencia se sitúa a la altura de la que el Tribunal Supremo dictó en el 2008, sobre el derecho a tener armas en casa para la defensa propia.

Una ley de comienzos del siglo XX

Fue en 1913 cuando la Ley Sullivan, la ahora derogada, estableció que en el Estado de Nueva York se obligaba a los poseedores legales de armas a tener una razón justificada para portarlas en el espacio público.

De hecho, la sentencia que ahora se hace efectiva deriva de una denuncia de dos vecinos del norte del Estado de Nueva York, Brandon Koch y Robert Nash, en la cual reclaman el derecho a portar armas sin tener que justificar el porqué.

Los demandantes ya habían logrado poder portar armas de caza y de tiro deportivo en su trayecto al trabajo, suponemos que si por si se encontraban un ciervo por el camino.

La representación jurídica de los demandantes corrió a cargo de la sección local de la Asociación Nacional del Rifle, el principal lobby de armas en Estados Unidos.

Ahora la cámara legislativa de Nueva York tendrá que entrar en el detalle y regular algo tan controvertido como la tenencia de armas en el transporte público, un espacio público en el cual los incidentes armados están al orden del día.

Aumentar la edad para poseer armas

Era la última modificación legislativa que había establecido el Estado de Nueva York, a raíz de la matanza racista de Búfalo, diez muertos, y Uvalde, con 21 asesinados, y que fue aumentar la edad legal para poder comprar un arma semiautomática.

Dicha medida formaba parte de un paquete legislativo formado por diez normas legales a las que se bautizó como la Ley de Bandera Roja.

La medida estrella de esa ley era que un juez podía confiscar las armas de alguien constituido como una amenaza para los demás y para sí mismo.

Sin embargo, dicha ley resultó inaplicable al asesino racista de Búfalo, que tenía antecedentes por haber proferido amenazas de muerte en su instituto, porque esos antecedentes se traspapelaron.

Modesto acuerdo de control de armas, aunque si efecto

El Congreso ha conseguido aunar las voluntades de algunos congresistas republicanos, que unidos a la mayoría demócrata, para crear una legislación federal para el control de armas.

La sentencia del Supremo es un retroceso en esos intentos y al Asociación Nacional del Rifle se apunta un tanto más para seguir inundando la sociedad norteamericana de todo tipo de armas, inclusive militares.

Además, Joe Biden ha argumentado que la Segunda Enmienda no es algo eterno e inmutable como las Tablas de la Ley, tal como dejó jurídicamente razonado el fallecido juez del Supremo Antonin Scalia.

Los que van a tener que lidiar con más armas en las calles van a ser las fuerzas del orden, que se ven todos los días involucrados en incidentes con ciudadanos armados – legalmente o no – y que ponen en riesgo sus vidas.

En el caso de Nueva York, el ayuntamiento ha destinado al suburbano 1.000 policías después de que se produjeran reiterados incidentes en los cuales las armas fueron las protagonistas, y que han provocado muertos y heridos.

Dos realidades

El Estado de Nueva York no es homogéneo, y lo que pasa en La Gran Manzana no es extrapolable a zonas del territorio más rurales y menos habitadas.

Mientras que la ciudad de Nueva York, urbanita y tradicionalmente demócrata, la mayoría de los votantes están a favor del control de armas, en las zonas rurales la tenencia y exhibición en el espacio público es considerado como un derecho consuetudinario.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Jon Roig / Veni / Josh López Photo / Matt Wade / Gregory Skylar / John Brighenti / Ronnie

Radio macuto: lo que el Kremlin no cuenta

A pesar de la opacidad informativa que Rusia ha impuesto a sus tropas en la guerra de Ucrania, poco a poco se van filtrando datos, producto de conversaciones con allegados de los propios soldados, sobre la mala situación de las tropas rusas y las importantes bajas entre los oficiales

Rusia está empantanada en la guerra de Ucrania. Lo que en los primeros días parecía una guerra relámpago que iba a acabar con la conquista completa de Ucrania prácticamente se ha detenido.

Las bajas rusas se cuentan por millares, y aunque en el bando ruso hay una completa opacidad informativa, como en cualquier ejército, funciona radio macuto, con datos que hablan de un ejército ruso desarbolado.

Al mismo tiempo, el desánimo cunde entre los reclutas rusos que participan en lo que desde el Kremlin se sigue calificando como una operación militar especial, muchos de los sorchis ni siquiera sabían que iban a la guerra.

Comienzan a aflorar las disensiones

Inclusive comienzan a circular vídeos en los cuales soldados rusos ponen en duda su presencia en Ucrania y narran las penalidades que se están viendo obligados a soportar.

Entre las quejas se encuentran el mal estado de la cadena de suministros, que muchas veces obliga a las unidades militares a saquear para poder sobrevivir, y el mal estando del material militar, como las municiones, que comienzan a escasear.

Inclusive algunos diarios, como el británico The Guardian, han logrado entrevistar a soldados rusos en Ucrania, que se muestran cansados y extenuados ya que llevan meses en el frente sin haber tenido ningún permiso.

Falta de rotaciones

Rusia se está viendo impotente para encontrar tropas de refresco que sustituyan a las unidades militares que llevan ya 3 meses continuados de guerra en Ucrania.

Además, las fuerzas armadas rusas se están viendo en dificultades para lograr que nuevos reclusos se alisten, debido a que como ya hemos comentado, radio macuto informa a los jóvenes rusos de las penalidades que se viven en Ucrania.

Los problemas de lo que fuera el Ejército Rojo provienen de las características funcionales del mismo: está diseñado para campañas cortas en las cuales lo decisivo es la ventaja artillera que posee.

Pero en el conflicto ucranio, el uso masivo de artillera no ha logrado desarbolar a las fuerzas armadas ucranias, por lo que ahora el Kremlin está embarcado en una guerra de desgaste para la que no está preparada.

Moral de batalla

Es la que está demostrando el ejército ucranio y las milicias de autodefensa, que al fin y a la postre no están sino defendiendo su territorio.

En un teatro de operaciones militares, lo han contado soldados de muchas guerras, la variable tiempo tiene otra entidad: cada día pasada en una guerra, en tiempo subjetivo se convierten en muchas semanas, cuando no meses.

Muchos de los reclutas rusos han consultado con abogados para saber cuánto tiempo los pueden mantener en la operación militar especial, y todos coinciden que hasta que finalicen sus contratos.

Pero el caso de los soldados irregulares prorrusos es peor que los milites de lo que fuera el Ejército Rojo: cuentan que los han lanzado a la batalla mal pertrechados y con una falta evidente de preparación militar.

Propaganda

Sin embargo, y aunque la situación de los soldados rusos sobre el terreno no es buena, la propaganda del Kremlin dibuja otra realidad con frases grandilocuentes.

Al mismo tiempo, con una hábil campaña de propaganda, el gobierno ruso pretende lograr un masivo alistamiento de hombres jóvenes, para de ese modo solventar la falta de refresco que tienen las tropas que están en el frente.

Sin embargo, el poder omnímodo del Kremlin lo que no ha conseguido es que los soldados que luchan en Ucrania se pongan en contacto con sus allegados y vía redes sociales o grupos de aplicaciones de mensajería instantánea cuenten la cruda situación que viven.

Por otro lado, la propaganda rusa se ve contrarrestada por la información que, del lado ucranio los medios de países libres trasladan, sin censura previa, a su opinión pública, donde hablan de las victorias del ejército ucranio.

Armado por occidente, la mejor tecnología bélica del ejército ucranio está equilibrando la balanza, en un conflicto que desgraciadamente ya ha cumplido 3 meses de ¿vida?

Disparar a la cabeza

Sin conocerse todavía si se trata de una acción planificada por Ucrania, el ejército ruso está perdiendo en los combates a centenares de oficiales.

El último en caer ha sido el genera de división ruso Roman Kutuzov, que falleció mientras lideraba a las tropas de la unidad militar que comandaba.

Esta necesidad que tienen las tropas rusas de que oficiales de alto rango tengan que estar presentes en las ofensivas muestra la debilidad táctica y tecnológica de las tropas rusas, algo que está aprovechando el bando ucranio.

Las bajas de oficiales rusos se cuentan por centenares y estas se están cebando especialmente entre la oficialidad de teniente a coronel, que son lo que verdaderamente ejercen el mando en las operaciones militares.

Eso se debe a la mala formación militar que en el ejército ruso tienen los suboficiales, que son precisamente, en los ejércitos occidentales, comandan las tropas en las batallas, estando normalmente la plana mayor de la unidad a kilómetros de la batalla.

Sin embargo, y como refuerzo táctico, en estos momentos en la guerra de Ucrania haya entre 10.000 y 20.000 mercenarios de Wagner, el principal contratista militar que hay en Rusia y con relación directa con Putin.

Guerra sucia

Precisamente en buena parte la guerra sucia que se está desarrollando en la Guerra de Ucrania la está llevando a cabo Wagner.

Sus contratistas son exmilitares rusos, principalmente de unidades operativas, que son profesionales de la guerra, o también como los llamó Frederick Forsyth, perros de la guerra.

De hecho, en la guerra del Donbás, que lleva activa desde el 2014, muchos de estos mercenarios han sido acusados de desarrollar ejecuciones extrajudiciales en ese conflicto.

Estos mercenarios, bien entrenados y bien pagados, son utilizados por el Kremlin cuando no sería de recibo que participasen soldados rusos. Ellos han participado, además de en la Guerra del Donbás, en Siria y Libia.

El mes pasado, dos contratistas de Wagner fueron capturados y van a ser juzgados por crímenes de guerra cometidos en las cercanías de Kiev; la acusación es por haber matado a civiles en los suburbios de esa ciudad.

Fuente – el diario

Imagen – Dmitriy Fomin / Brian Jeffery Beggerly / pxhere / manhhai / Bob Rayner / Chairman of the Joint Chiefs of Staff / Kursant

Un largo conflicto

Todo parece indicar que Argelia y España siguen un rumbo de colisión por el apoyo del gobierno de Pedro Sánchez al plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental, lo que le enfrenta a una Argelia que siempre ha apoyado al Frente Polisario

Es el que parece que se está configurando a tenor del enfrentamiento que se ha prefigurado entre España y Argelia.

A pesar de que el suministro de gas desde Argelia parece estar garantizado en el medio plazo – los contratos se firman a diez años vista – es probable que se convierta en terreno de disputa.

El empeoramiento de las relaciones entre España y Argelia ha tenido como detonante el reconocimiento por parte del gobierno español del plan para autonomía del Sáhara Occidental pergeñado por el reino alauí.

Argelia ya ha anunciado la renegociación de los contratos de suministro de gas a España, que sufrirán un aumento de precio.

Un pacto obligado

A pesar de la tradicional amistad de España, sobre todo de las formaciones políticas de izquierdas con el pueblo saharaui y el Frente Polisario, el gobierno marroquí ha impuesto su plan a España.

La enemistad de Marruecos es algo que España no se puede permitir, entre otros motivos porque el país que gobierna Mohamed VI es la huerta de los distribuidores de alimentos españoles.

El control migratorio que establece la Gendarmería marroquí en las vallas de Ceuta y Melilla es esencial para España, que ya sufrió una «invasión» de migrantes el pasado 2 de marzo en Melilla.

Que los gendarmes marroquíes mirasen para otro lado permitió a casi 3.000 personas acceder a territorio español, lo que obligo incluso a movilizar al ejército como barrera de contención.

El detonante de la crisis diplomática fue la acogida de un alto cargo de la RASD, Brahim Gali, para tratarse una infección de SARS-CoV-2 en un hospital español donde entro «de matute» con un pasaporte diplomático argelino.

Guerra económica

La ruptura de hostilidades ha correspondido a Argelia, que ha tomado medidas para que los bancos argelinos no puedan hacer ni pagos ni cobros que tengan como origen o destino España.

La noticia se ha conocido debido a que se ha hecho pública una circular que ha enviado a sus miembros la Asociación de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF), la entidad que dirige la política bancaria en ese país norteafricano.

Rápidamente España ha acudido a guarecerse bajo el paraguas que le proporciona la Comisión Europea, que rápidamente hizo público un comunicado en el que advertía a Argelia que su actitud podría tener consecuencias.

El organismo que dirige Ursula von der Leyen ha advertido a Argelia que podría estar violando el acuerdo de asociación entre la UE y el país donde gobernara el FLN, y que fue suscrito en el año 2005.

Sin embargo, Argelia niega la mayor, y en un comunicado de su delegación ante la Unión Europea, ha negado que Argel esté torpedeando las relaciones comerciales y económicas con España.

A pesar de que parece que Argelia se la ha envainado, a decir de muchos analistas internacionales desde El Mouradia todavía se tiene muchos resortes que se pueden pulsar para presionar a España.

A vueltas con el acuerdo Euromediterráneo

Firmado en el año 2005, y ahora denunciado por la Comisión Europea, la entente establece una asociación preferente entre Argelia y la UE.

En cierto modo, de continuar con la guerra comercial y económica para Argelia seria pegarse un tiro en pie, ya que el 47% de los que produce el país magrebí tiene como mercado países de la Unión Europea.

Lo que ya ha anunciado Argelia, en boca de su presidente Abdelmayid Tebún es que su gobierno, lo avisó ya el pasado octubre, revisará, cláusula por cláusula, el acuerdo que lo liga de manera preferente a Europa.

Desde Argelia se denuncia que el acuerdo es sobre todo favorable a la UE, y con la revisión lo que pretende el gobierno argelino es que se convierta en una relación más balanceada e igualitaria.

El acuerdo, para muchos argelinos, es altamente asimétrico, cuando la diplomacia argelina tuvo que negociar un programa de mínimos en unos momentos en los cuales su país necesitaba urgentemente insertarse en el panorama internacional.

Frente polisario, una relación simbiótica y de simpatía

El apoyo de Argelia a la República Saharaui Democrática viene de lejos, de muy lejos, no en vano cuando el ejército marroquí desalojó a los saharauis del Sáhara Occidental, los de Ahmed Ben Bella los acogieron en Tinduf.

Sin embargo, sobre todo en opinión de los marroquíes, el apoyo de Argelia al Frente Polisario siempre ha estado perlado de los propios intereses argelinos.

Las razones del hermanamiento del FLN con el Polisario obedecieron a intereses económicos y geoestratégicos, entre otros porque el Sáhara Occidental es un territorio rico en todo tipo de materias primas.

Además, con una RASD constituida en Estado y con su propio territorio, Argelia tendría una salida al Océano Atlántico de la que hoy carece.

Por otro lado, y dejando de lado intereses espurios, los argelinos se han sentido, al menos desde el proceso de descolonización, una fuerte identificación con los saharauis.

Entre las causas está el haber tenido en común a misma potencia colonizadora – Francia – que ha hecho que Argelia vea con simpatía, y apoye, a todos los movimientos de descolonización de la zona.

¿Cortará Argelia el gas?

Si bien en el corto y el medio plazo la posibilidad parece poco probable, en lo que tiene que ver con la relación energética con España en el largo plazo, muchos no la tienen todas consigo.

Hasta la fecha Argelia siempre ha sido un socio económico fiable para con España, y siempre ha cumplido los contratos, es más, Argelia ha comunicado que así seguirá siendo.

Sin embargo, y en el medio plazo, los contratos que tiene Sonatrach, la empresa nacional de energía de Argelia, y Naturgy se tiene que renegociar.

El resultado podría ser que la antigua Gas Natural Fenosa tenga que pagar más por el metro cúbico de gas argelino.

En los últimos meses, y dado el giro que ha dado la relación entre Argelia y España, nuestro país ha dejado de ser un socio preferente, puesto que ha sido rápidamente ocupado por Italia y su energética Eni.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – C. Watts / front river / manhhai / the summer of Brian! / US Africa Command / Sean Selby

Hezbolá quiere controlar el próximo gobierno libanés

Aunque todavía no se sabe el resultado de las últimas elecciones legislativas libanesas, todo parece indicar que Hezbolá mantendrá su hegemonía en el parlamento, mientras que nuevos partidos, nacidos al calor de la crisis económica, intentan lograr el mayor número de escaños.

El autodenominado Partido de Dios, una formación política que reúne a la mayoría de los chiíes que viven en el Líbano, pretende ganar las elecciones y formar gobierno.

A pesar de ello las elecciones han sido muy deslucidas, ante la apatía de los cristianos maronitas y los suníes, y la abstención ha llegado al 59%.

Un oasis en un erial de destrucción

Desde que el 4 de agosto de 2020 explosionasen 2.750 toneladas de nitrato de amonio en la capital libanesa, el país no levanta cabeza.

Además del puerto, la economía libanesa implosionó ya en el 2019 y más de la mitad de la población del país se puede considerar pobre.

Eso contrasta con las zonas de Beirut donde ejerce su poder Hezbolá, en el sur de la ciudad de Beirut, donde el autodenominado Partido de Dios tiene su feudo.

Por ejemplo, en esas zonas, no se producen los habituales cortes de energía que asolan a los beirutíes, ni tampoco los cortes de agua.

Elecciones legislativas

Son las que se han producido el pasado domingo, y son las primeras desde que se produjo una crisis económica que lleva más de dos años asolando al país.

Los candidatos electorales se dan baños de masas siempre que pueden, prometiendo la solución de todos los problemas que acosan a los libaneses.

La opinión pública se decanta claramente porque las elecciones las ganará Hezbolá, y es posible que hasta el 90% de los votos que se han emitido sean para la formación política que lidera Hasan Nasrallah.

A pesar de ello, son pocos los libaneses que esperan que algo cambie con una cámara legislativa dominada por el Partido de Dios, que para lo único que servirán es para que Hezbolá acumule más poder.

Cinco horas antes de que se cerrasen las mesas electorales, el Ministerio de Interior libanés informaba de que la participación era solo del 25%.

Ese bajo porcentaje mostraba el escepticismo de muchos votantes que habían optado por quedarse en casa, mostrando de esa manera su rechazo a la vieja política libanesa.

La abstención era todavía más evidente en los barrios cristianos de Beirut, donde la participación, a pocas horas de cerrar los colegios electorales no llegaba ni siquiera al 15% del censo electoral.

Compra de votos

Es también una práctica que es endémica en la política libanesa, y la practican todos los partidos políticos tradicionales.

La política libanesa, después de la guerra civil que asoló el país, más que por votos se decide por cuotas, en donde están representados los cristianos, los chiíes, los suníes y los drusos.

Ha sido precisamente los partidos de siempre los que han bloqueado la investigación de la explosión que se produjo en el puerto de Beirut en el año 2020 y que literalmente volatilizó buena parte de la ciudad de Beirut.

Repetir los resultados

La mayoría de los analistas políticos libaneses coinciden en el hecho de que seguramente la composición de la cámara legislativa será casi idéntica a la que depararon las elecciones del año 2018.

Esto es, la mayoría legislativa la seguirá ostentado Hezbolá, que se aliará, es lo más previsible, con los cristianos maronitas liderados por Michel Aoun y los chiíes del partido Amal.

Con esa alianza, hace cuatro años, lograron tener 71 escaños de los 128 de los que se compone el parlamento libanés, aunque ahora hay cosas que han cambiado.

Una de ellas tiene que ver cuál haya sido la afluencia a las urnas de la comunidad suní, después de que su cabeza visible, Saad Hariri, anunciase que no se iba a presentar a estas elecciones legislativas.

El candidato de esa comunidad, el abogado beirutí Michel Fallah, ha repetido hasta la saciedad que su partido plantará cara a Hezbolá y evitará que la comunidad suní, tras la no comparecencia de Hariri, se desmovilice electoralmente.

Paradójicamente, Hezbolá tiene mucho predicamento entre las mujeres libanesas, y eso teniendo en cuenta que el partido milicia desarrolla una estricta observancia del Corán, y limita al máximo la presencia pública del género femenino.

Una fuerte crisis económica

Es la que vive el Líbano producto, entre otros factores, de la pandemia de SARS-CoV-2, aunque ese es solo un factor que explica el mal desempeño económico de país de los cedros.

Es muy probable que los resultados electorales, cuando se escruten todos los votos, reflejen el malestar de la población ante esa crisis económica.

Sabiendo de ese malestar, en las votaciones se han extremado las medidas de seguridad para evitar incidentes, y en los colegios electorales, plagados de policía y militares, se reproducían los cacheos y los controles de identidad.

Desde el comienzo de la crisis, allá por el 2019, el 80% de la población del país se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, y la libra libanesa se ha depreciado, en ese tiempo, un 90%.

Son muchos los electores libaneses que quieren que estos comicios sirvan para borrar de la faz de la tierra lo que ellos denominan la «vieja política», y eso podría ser posible.

A raíz de la crisis económica, han surgido en el Líbano un buen número de nuevos partidos políticos que ya no se adscriben a la tradicional separación por comunidades religiosas.

Esos partidos pretenden hacer una política más pragmática y poner de nuevo al Líbano en el mapa internacional y de que esa manera se pueda acceder a los capitales de inversión internacionales.

Uno de esos nuevos partidos políticos es Beirut por el Cambio, que entre otros objetivos busca imponer en el país unos derechos humanos básicos, y dejar de lado la vieja política, que califican como corrupta.

Mientras tanto, partidos de toda la vida como Hezbolá, siguen con las mismas prioridades de hace tres décadas, como es una ideología de resistencia y liberar Palestina de la colonización israelí.

Sin embargo, inclusive entre sus votantes, también se desea que se acabe la crisis y el Líbano pueda volver a disfrutar, al país se le llegó a llamar la Suiza del Oriente, de prosperidad económica.

Fuente – EL PAÍS / 20 minutos

Imagen – Sebastian Baryli / Kasra / Beshef / Surreal Names Given / Arian Zwegers / Kamyar Adl

Crisis en la ultraderecha alemana

Alternativa por Alemania está en crisis. Su último fracaso electoral se ha producido en el Estado de Schleswig-Holstein donde no ha alcanzado el 5% de los sufragios necesarios para entrar en el parlamento, mientras la dirección de AfD se escora cada vez más a la derecha

A diferencia de otras latitudes europeas, acabamos de ver como Marine Le Pen pasaba a la segunda vuelta de las presidenciales francesas, la ultraderecha alemana está en crisis.

Es la primera vez, desde el 2014, que AfD sale de un parlamento regional de Schleswig-Holstein por lo haber logrado tener los suficientes votos como para poder acceder a las actas de diputado.

Entre las causas la guerra civil que se vive en esa formación política y el tradicional posicionamiento de AfD al lado de Putin desde hace mucho tiempo.

Esa postura de acercamiento al actual presidente ruso les está pasando factura, sobre todo electoralmente.

Ganó el favorito

En las elecciones celebradas en el Estado de Schleswig-Holstein, el ganador ha sido el que se preveía, esto es, el democristiano Daniel Günther, que se hizo con el 43,4% del voto escrutado.

Sin embargo, el político no tiene la mayoría absoluta que pretendía con lo cual tendrá que decidir si mantiene la actual coalición electoral o si se alía con otras formaciones políticas de la cámara.

En el territorio más al norte de Alemania, habitado por algo menos de tres millones de personas, el electorado ha castigado al partido ultraderechista por excelencia, Alternativa por Alemania (AfD).

Se trata de la primera vez que AfD se queda sin representación parlamentaria en un Estado desde que nació como partido, allá por el 2014.

Una pequeña gran pérdida

Si se analizan los datos con detenimiento, y aunque AfD ha perdido algo de su apoyo electoral, en intención de voto el partido que comanda Alexander Gauland solo ha bajado un punto y medio.

Sin embargo, a lograr solo el 4,4% de los votos, se ha quedado fuera de la cámara en la cual para tener representación parlamentaria es necesario superar el 5% de los sufragios en las elecciones regionales.

Se trata de la primera vez, desde el nacimiento de Alternativa por Alemania en el año 2014, que la formación política de ultraderecha se queda fuera de un parlamento regional.

Estos malos resultados se supone que van a provocar que se agudice la crisis de identidad que vive la formación, algunos de cuyos dirigentes piden que el partido se «domestique» para poder llegar a un mayor grupo de electores.

Desde otras formaciones políticas, como es el caso de Los Verdes, el resultado se ha valorado como una buena noticia, y se augura, con AfD fuera de la cámara, que la legislatura será algo más tranquila.

Diversos tipos de crisis

Son las que está viviendo AfD en estos momentos, que une a la falta de liderazgo unas peores proyecciones electorales, una mayor derechización de la formación política.

Después de que la mayoría de las «palomas» hayan abandonado el partido, los «halcones» que se han quedado han imprimido un volantazo a la derecha a la formación, una derechización que está detrás de los malos resultados de Schleswig-Holstein.

Debido a esa pérdida de apoyos, AfD obtuvo en las últimas elecciones legislativas poco más del 10% de los votos, lo que supone perder dos puntos porcentuales con respecto a los anteriores comicios.

El partido lleva perdiendo apoyos en las últimas citas electorales que se han desarrollado en las regiones alemanas.

Esto podría indicar una tendencia en la cual Alternativa por Alemania siga perdiendo votos y acabe en la irrelevancia política, aunque a pesar de todo mantiene un «núcleo duro» que le sigue votando contra viento y marea.

Cambio de tornas

Lo que explican los politólogos es que AfD ha perdido el voto de castigo que los electores les otorgaban para rejonear a otras formaciones políticas.

Al menos en las elecciones que se han desarrollado hasta ahora, ese voto de castigo ha decidido quedarse en casa y no votar a ninguna otra opción política; la abstención ha llegado hasta el 40% en Schleswig-Holstein.

A pesar de ello, AfD sigue teniendo su baluarte en los Estados alemanes que formaron parte de la República Democrática Alemana, cosa que no sucede en lo que un día fue la República Federal Alemana.

Schleswig-Holstein es uno de los Estados que formaban parte de la RFA, y es donde AfD siempre ha obtenido malos resultados, así como en la Baja Sajonia y en la ciudad – estado de Hamburgo.

La invasión de Ucrania de fondo

Es otro elemento que ha colaborado en los malos resultados electorales de AfD en Schleswig-Holstein, una formación política con inmejorables relaciones con el inquilino actual del Kremlin y con Rusia.

Además, Alternativa por Alemania se ha opuesto a las sanciones a Rusia y tampoco ve con buenos ojos que Alemania esté armando a los ucranios para que hagan frente a las tropas de la «operación especial».

Por otro lado, la marca local de AfD de Schleswig-Holstein ha culpado a la cúpula del partido, que está en Berlín, de los malos resultados, precisamente por la postura prorrusa del Alternativa por Alemania.

A rio revuelto, ganancia de pescadores

En este caso lo que pierde AfD lo gana la CDU, el que fuera partido de Ángela Merkel que revalida su victoria en este Estado alemán.

Sin embargo, la victoria de la CDU hay que entenderla exclusivamente en clave regional y no nacional, con un tripartito, liderada por el SPD y por Olaf Scholz que goza de muy buena salud.

La victoria ha sido posible por el gran ascendiente del cabeza de lista, Daniel Günther, que tiene una aprobación del 80% de los habitantes del Estado más septentrional de Alemania.

Mientras tanto el candidato socialdemócrata a las elecciones en Schleswig-Holstein, Thomas Losse-Müller, solo contaba con el apoyo del 8% de los electores.

Los Verdes salen reforzados

Es otra de las formaciones políticas que han obtenido un resultado electoral mejor de lo que auguraban las encuestas, ya que han logrado algo más del 18% de los sufragios.

Su segunda posición hace que hayan derrocado de ese puesto a los socialdemócratas del SPD, que solo ha logrado un 16% de los votos, su peor resultado histórico de todas las elecciones democráticas después de 1945.

El candidato del SPD es una persona sin carisma, casi igual que el cabeza de lista de Los Verdes, y no pueden competir en ese aspecto con el próximo ministro presidente, el diputado de la CDU Daniel Günther.

Si por algo se caracteriza Günther es por ser la cara visible del centrismo de la CDU, e incluso para subrayar ese rasgo, el político de Kiel ha evitado realizar actos electorales con Friedrich Merz.

El líder de la CDU es un político claramente escorado a la derecha, y casa poco con el sentido práctico de Günther, que sabe que para ganar en Schleswig-Holstein es necesario no irse a los extremos.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Paul Wilkinson / Senat RP / LS Photography / Antifaschistisches Nachrichtenportal Niedersachsen / Ian Gray / manhhai / CDU in Niedersachsen / Dirk Vorderstraße

Infiltración marroquí

La exministra de Exteriores, Arancha González Laya, fue espiada con el software de intercepción telefónica Pegasus, de la israelí NSO. Las escuchas coincidieron con la crisis migratoria con Marruecos por lo que se infiere que podría haber sido la inteligencia de aquel país la culpable

En plena crisis por las escuchas del CNI a políticos independentistas catalanes, por lo visto donde las dan las toman, y ahora se ha sabido que probablemente el Reino de Marruecos espió a la anterior ministra de Exteriores.

Ahora se ha sabido que el teléfono móvil de Arancha González Laya fue espiado, presuntamente por Marruecos en mayo del 2021, en plena crisis migratoria con el país donde reina Mohamed VI.

Uno de tantos

En estos últimos días también se ha sabido que en esas mismas fechas los teléfonos móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la titular de Defensa, Margarita Robles también fueron espiados.

Era precisamente por aquellas fechas cuándo se estaba desarrollando la crisis migratoria con Marruecos, con un salto masivo de la valla de Ceuta, donde se introdujeron en territorio nacional hasta 10.000 migrantes.

El detonante de la crisis había sido la estancia en un hospital español, para curarse una infección de SARS-CoV-2 de uno de los máximos dirigentes de la República Saharaui Democrática, Brahim Gali.

Aviso del CNI

Fue el Centro Nacional de Inteligencia el que advirtió a González Laya que su teléfono móvil estaba siendo espiado, aunque no ha transcendido si pudo ser por medio del programa Pegasus de la tecnológica israelí NSO.

A diferencia de las escuchas a Pedro Sánchez y Margarita Robles, la intercepción de las comunicaciones de la titular de Exteriores no concluyó en una denuncia judicial como se ha producido ahora.

Cabe recodar que nos encontramos ante un espionaje masivo contra políticos españoles y miembros del gobierno, hecho de la máxima gravedad que no se había producido, que se sepa, hasta ahora.

El primer caso conocido de intercepción de comunicaciones se produjo con el periodista Ignacio Cembrero.

Este se apercibió del espionaje cuando se dio cuenta de que parte de sus conversaciones telefónicas aparecían en varios medios de prensa marroquíes.

Crisis migratoria

Las intercepciones telefónicas coinciden en el tiempo con la más grave crisis migratoria con el país vecino en décadas.

El desencadenante de un masivo salto de la valla de Ceuta, provocado por omisión por las autoridades marroquíes, se produce después de que el gobierno español aloja en un hospital a Brahim Gali.

El mandatario de la RASD es acogido por las autoridades españolas y trasladado a un nosocomio para ser tratado de una grave infección de SARS-CoV-2, de la que fue curado.

De hecho, las autoridades españolas mantuvieron en secreto la llegada de Gali a España y solo la reconocieron cuando varios medios de comunicación españoles se hicieron eco de la noticia.

Eso desencadenó la respuesta de Marruecos, que permitió que casi 10.000 personas saltasen la valla fronteriza con Marruecos en Ceuta, por lo que el gobierno tuvo que movilizar incluso al ejército.

Cliente del NSO

Es sabido que el gobierno marroquí es uno de los clientes de la empresa israelí NSO, cuyo programa de espionaje estrella es Pegasus.

Tal como ha quedado reflejado por la investigación del consorcio Forbidden Stories y Amnistía Internacional, Marruecos ha espiado con Pegasus a cientos de personas.

Entre ellos se encuentran centenares de activistas por los derechos humanos, periodistas y críticos con el régimen de Mohamed VI.

Inclusive se ha confirmado que Marruecos ha llegado a intervenir, con el programa Pegasus, las comunicaciones del presidente de Francia Emmanuel Macron y algunos de sus ministros.

Marruecos investiga en España

Es conocido por las agencias de inteligencia españolas, incluido el CNI, que nuestro país es objeto de especial interés para la inteligencia marroquí.

Entre las causas se encuentra que España fue la potencia colonial, juntamente con Francia, de una buena parte del territorio marroquí y las excelentes relaciones entre el gobierno y el pueblo españoles con el Frente Polisario.

En el caso concreto de González Laya no ha sido la primera vez que es espiada, aunque la vez anterior se supone que por sectores próximos al independentismo catalán.

El independentismo catalán también se supone que estuvo detrás de la intercepción de las comunicaciones que sufrió el anterior titular de la cartera de Justicia, Juan Carlos Campo.

En manos de la Audiencia Nacional

El gobierno y la anterior titular de Exteriores han interpuesto una denuncia ante la Audiencia Nacional, tribunal competente en delitos que hayan sido cometidos contra el Gobierno y sus ministros.

Además, como es preceptivo, ha sido la Abogacía del Estado la que representa al Gobierno en esta demanda judicial.

Todo parece indicar que el pleito será largo debido a que en estos casos de espionaje los autores suelen utilizar pantallas para evitar ser señalados directamente.

Por ello seguramente habrá que librar comisiones judiciales a otros países y pedir la colaboración de otras jurisdicciones lo que hará que el proceso se dilate mucho en el tiempo.

¿Quién levantó la liebre?

Las primeras noticias de espionaje con Pegasus provienen del laboratorio canadiense The Citizen Lab, que ha demostrado que hasta 60 políticos independentistas catalanes habían sido espiados con Pegasus.

Entre los políticos independentistas espiados se encuentran el presidente de la autonomía Pere Aragonés, los expresidentes Quim Torra y Artur Mas, y otros conspicuos cargos públicos como Laura Borrás, Elsa Artadi o Toni Comín.

El programa más dañino

Pegasus, de la israelí NSO, es con mucho el programa de espionaje más dañino que existe en estos momentos a mano de la comunidad de inteligencia.

Desarrollado para interceptar las comunicaciones de smartphones, es capaz de espiar toda la información que se encuentre en su interior, activar sin dejar rastro el micrófono y las cámaras del móvil y hasta «robar» mensajes que han sido borrados.

La historia del caballo alado de NSO se inició en el año 2015, y fue impulsado por el inspector de la policía israelí Roni Alsheij, que anteriormente había ocupado un puesto destacado en el servicio de inteligencia interior, el Shin Bet.

Fuente – EL PAÍS / EL MUNDO

Imagen – Flow / La Moncloa – Gobierno de España / José María Rivas Cuellar / Daniele Adami / Dzlinker / Marco Verch / Abdallahh / Bernard Goldbach

Cerrar el grifo

Rusia, como respuesta a las sanciones económicas rusas, ha decidido tomar represalias y podría «cerrar el grifo» de los hidrocarburos, esencialmente gas y petróleo, con los que surte a los países de la Unión Europea, estados con una gran dependencia energética

Es lo que dijo Rusia que haría con algunos países de la Unión Europea y es lo que ha cumplido. Polonia y Bulgaria, por el momento, se quedan sin el suministro del gas ruso.

Sin embargo, la principal energética rusa, Gazprom, ha decidió seguir surtiendo de gas al resto de los países europeos a través de sus gasoductos, algunos de ellos que transitan por Ucrania.

El motivo del corte de suministro es que los dos países sancionados se habían negado a pagar el suministro en rublos rusos, una de las medidas que ha tomado el Kremlin para evitar su moneda sufra.

Una situación peliaguda

Los dos países de la Unión Europa tienen ahora un problema, ya que la casi totalidad del gas que necesitan para sus países viene de Rusia.

La medida la ha comunicado Gazprom a los dos países mediante un comunicado de prensa que se ha publicado en medios polacos y búlgaros.

Aunque es muy posible que Rusia amplíe las sanciones a otros países de la Unión Europea, lo que sería mortal para países como Alemania, el flujo de gas transita sin problemas entre Rusia y el resto de sus clientes europeos.

La vía de llegada del gas es por gasoducto, principalmente el gasoducto Yamal – Europa, que pasa por territorio polaco y ucranio, al que parece que la guerra entre ambos países no ha afectado por el momento.

En una respuesta fulgurante, las autoridades europeas, encabezadas por Úrsula von der Leyen, ha calificado la medida como un “chantaje inaceptable”.

Gazprom había exigido a la compañía polaca PGNiG y la búlgara Bulgargaz que a partir del 1 de abril el pago por el suministro de gas tendría que llevarse a cabo en rublos, y ante la negativa de Polonia y Bulgaria, se ha cortado el suministro.

Algo previsto

En el caso de la polaca PGNiG, había informado a sus clientes que a partir del viernes el gas ruso dejaría de fluir, por lo que ahora tanto PGNiG como Bulgargaz tendrán que buscar un nuevo proveedor.

Se trata de algo que desde el Kremlin se califica de represalias por las sanciones que Rusia sufre por parte de la Unión Europea, y también de una manera de detener la caída libre que está sufriendo la moneda rusa.

Además, desde Gazprom también se ha comunicado que a partir de la semana que viene la gasista Bulgargaz dejará de recibir el hidrocarburo ruso.

El gobierno polaco ha reaccionado al quite y ha hecho unas declaraciones en el sentido de que los decretos de Putin no se aplican a Polonia, dado que es un país soberano y que parte del gasoducto Yamal – Europa pasa por ese país centroeuropeo.

Del mismo modo, las autoridades polacas han subrayado que PGNiG está al corriente de lo pagos y que carece de deudas con la gasista rusa.

Por ello, el actuar de Gazprom es un claro incumplimiento de contrato, por lo que pleitearan en los tribunales contra la energética rusa.

Polonia no tendría mayor problema

En lo que respecta al país que dirige Mateusz Morawiecki, sus reservas de gas alcanzan el 80% de sus necesidades anuales, y por el momento la demanda está cubierta.

El gas que importa Polonia es GNL, gas natural licuado, y un proveedor alternativo podría ser Estados Unidos, que podría llegar por medio de grandes gaseros a nuestro país y de allí, vía gasoducto, llegar a Polonia.

Además, a Polonia también llegan gasoductos con origen de República Checa y Lituania, por lo que en principio el suministro de gas estaría garantizado, ya que parte del hidrocarburo que llega a esos países podría ser derivado.

Desde la gasista polaca, PGNiG, se va a denunciar a Gazprom por incumplimiento de contrato, e intentará que el gas ruso vuelva a fluir hacia Polonia, con las mismas condiciones contractuales que existen en estos momentos.

Mientras tanto las sanciones contra intereses rusos siguen adelante en Polonia, donde se acaba de publicar una lista de 50 empresas y particulares que van a ser sancionadas.

Entre estas empresas se encuentra la filial polaca de Gazprom que verá como se congelan sus fondos y activos; también van a ser confeccionadas sus acciones y las utilidades logradas en Polonia.

Capar el gasoducto Yamal – Europa

Gazprom ya ha advertido a Bulgaria y Polonia que desistan de derivar parte del hidrocarburo que discurre por el gasoducto en cuestión.

Yamal – Europa, que nace en Rusia, discurre por un buen número de países de la Unión Europea, entre ellos Alemania, donde el 80% del gas que usa el país es de origen ruso.

En caso de que Polonia y Bulgaria se nutran del gas que pasa por la parte del Yamal – Europa que pasa por su territorio, el Kremlin podría optar por cerrar el grifo del gasoducto, lo que provocaría muchos daños colaterales.

Por el momento, en el caso de Alemania, el suministro de gas sigue siendo el que corresponde, aunque ese país es uno de los que se ha negado a pagar el hidrocarburo ruso en rublos; el único que si lo hace la Hungría de Viktor Orbán.

Rusofobia

Es la que lleva mucho tiempo demostrando Polonia, uno de los países de la Unión Europea más militantes en su postura de reducir la dependencia del gas ruso a la mínima expresión.

En el caso del país presidido por Andrzej Duda, el suministro de gas ruso cubre la mitad de sus necesidades, pero en el caso de Bulgaria, la cifra asciende al 90% por lo que su situación es más apremiante si cabe.

De cualquiera de las maneras, Bulgargaz, la gasista nacional búlgara, había decidido no renovar el contrato de suministro que tiene con Gazprom.

En cuanto al resto de los países europeos, estados que tienen una enorme exposición al gas ruso, caso de Austria y Alemania, son conscientes y así lo han ha explicitado, que el gas ruso sigue siendo vital para sus economías.

Desde la Comisión Europea se ha instado a los países europeos a reducir en dos tercios la dependencia que tiene de los hidrocarburos rusos, como una manera de sacudirse de encima al Kremlin y evitar que Putin pueda seguir financiando la invasión de Ucrania.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Brian Cantoni / Ninara / Mark Morgan / Sfu / Malcom Manners / UN Climate Change

Barra libre

Las sanciones que están afectando a Rusia están siendo aprovechadas por Turquía, que gracias a la emigración de rusos con posibles y a empresas de matriz rusas que se radican en el país, para relanzar su economía y apaciguar la inflación galopante que sufre

Una de las derivadas de la invasión de Ucrania, y de una guerra que ya va por los dos meses, han sido las sanciones que Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto a Rusia.

Entre los afectados por las sanciones se encuentran los oligarcas que han hecho dinero grueso al calor del último ocupante del Kremlin, nos referimos a Vladimír Putin.

En estos momentos, muchos de ellos están haciendo imaginativos ejercicios de ingeniería financiera para sortear las sanciones, y una de las soluciones más recurrentes es enviar su dinero a terceros países.

Turquía, tierra prometida

Debido a la mala situación financiera del país que gobierna el Partido de la Justicia y el Desarrollo, Turquía se ha aprestado a acoger la inversión e incluso la presencia de los oligarcas que rodean a Putin.

Lo que ya ha llegado, inclusive antes que su dinero, han sido los yates de muchos oligarcas, que han visto como los navíos de muchos colegas han sido embargados por las autoridades europeas.

Entre esos yates se encuentran el Universe de Dmitri Medvédev, el que fuera presidente de Rusia, el Solaris del dueño del Chelsea, Román Abramóvich y el Sputnik del rey de aluminio Oleg Deripka, por citar solo tres.

Mientras tanto, las autoridades turcas publicitan que están abiertos a cualquier tipo de inversión extranjera, que mejoren la economía del país, que no pasa actualmente por su mejor momento.

Inclusive el ministro turco de exteriores, Mevlüt Çavusoglu, ha anunciado a bombo y platillo que los oligarcas rusos, o cualquier ciudadano de aquel país, tiene las puertas abiertas de los bancos y la economía turcas.

En cuanto a posibles sanciones, el ministerio turco de economía ha anunciado que las únicas que el gobierno de lo que fuera la Sublime Puerta serían las de la Organización de Naciones Unidas.

Sumidos en la inflación

En estos momentos la economía turca sufre una elevada inflación, algunos analistas hablan de hasta el 143%, a lo que se une un enorme déficit por deuda corriente, por lo que la economía turca está hecha unos zorros.

Dos de las válvulas de escape, las exportaciones y el turismo, se están viendo sumamente afectas por la guerra de Ucrania, por lo que muchos fían la recuperación al dinero que pueda llegar del país de las estepas.

La carta que está intentando jugar el gobierno turco es convertir el país en un lugar seguro para que muchos oligarcas o personalidades ligadas al Kremlin traigan al país sus bienes e incluso la matriz de sus empresas.

El sector inmobiliario ya nota la mejora

La afluencia de ciudadanos rusos y muchas veces sus abultadas cuentas corrientes está siendo el nuevo maná del mercado inmobiliario turco.

Son muchas las agencias inmobiliarias en las principales ciudades turcas que llevan tiempo detectando que un amplio número de operaciones, llegando incluso al 70%, tiene como clientes a ciudadanos rusos.

Esta concentración de ventas de propiedades inmobiliarias a ciudadanos rusos se está notando sobre todo en la provincia de Antalya, una de las preferidas por los ciudadanos rusos para pasar sus vacaciones y adquirir segundas residencias.

De hecho, en lo que fuera la antigua Licia, no es extraño que propietarios de vivienda no renueven los contratos para de ese modo poder alquilar más caro a ciudadanos rusos.

Estadísticamente, en el primer trimestre del año las operaciones inmobiliarias que han tenido clientes rusos han supuesto un 60% más que el mismo periodo del ejercicio anterior.

Eso significa en cifras contantes y sonantes, que una de cada doscientas propiedades inmobiliarias vendidas en Turquía ha sido comprado por un ciudadano ruso.

Nacionalidad a cambio de inversión

En las empresas inmobiliarias de alto copete, los clientes rusos suelen invertir un mínimo de 350.000 dólares norteamericanos, muchos de ellos pensando en el programa de nacionalización del gobierno turco.

Inclusive se ha reducido la cantidad de dinero a invertir para lograr la nacionalidad, ya que hasta 2018 era un millón de dólares, pero en las próximas semanas el gobierno bajará ese mínimo hasta los 400.000 dólares norteamericanos.

El proceso es sumamente sencillo y no es ningún calvario administrativo, ya que entre dos y tres meses se accede a la nacionalidad y al pasaporte turco, algo que buscan muchos ciudadanos rusos.

Profesionales y jóvenes

En los últimos tiempos el grueso de la emigración rusa a Turquía está compuesto por jóvenes profesionales, hartos de las sanciones que tienen que sufrir porque a Vladimír Putin se le ocurrió invadir Ucrania.

Con la mayoría de los bancos fuera del sistema internacional de pagos SWIFT, estos jóvenes profesionales tienen graves problemas para transferir sus ahorros en rublos o dólares a entidades bancarias turcas.

Inclusive se encuentran problemas para abrir cuentas bancarias en entidades financieras ubicadas en Turquía, pero de matriz europea, ya que esos bancos no quieren pillarse los dedos con clientes de ciudadanía rusa.

Inclusive, ciudadanos rusos relatan como se han dirigido hasta a 20 entidades financiera en Turquía para abrir una cuenta corriente, y en todas las sucursales les han dado un no por respuesta.

Además, en los pocos bancos que admiten que clientes rusos abran una cuenta corriente les obligan a ingresos, que quedan bloqueados, de hasta 3.000 dólares.

Sortear las dificultades

Son muchos los rusos que para transferir su dinero desde Rusia a Turquía están utilizando diversos métodos de pago electrónico, como es el caso de PayPal, Western Union o incluso utilizando criptomonedas o en metálico.

En Turquía también se están creando empresas por parte de ciudadanos rusos que las utilizan como pantalla para poder seguir haciendo operaciones con la Unión Europea o con Estados Unidos.

De ese modo se sortean las sanciones y el proceso pude ser tremendamente simple: la empresa A, de capital ruso, vende los productos a la empresa B, recién creada en Turquía.

Por último, esa empresa B sigue surtiendo de productos a los clientes de la empresa original A, que sigue siendo de capital ruso.

Pero inclusive empiezan a ser empresas turcas las que encuentran negocio de exportar productos a Europa y Estados Unidos que antes eran surtidos por empresas rusas que están sancionadas.

A rio revuelto, ganancia de pescadores.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – Cristano Cani / Jorge Franganillo / Rene MT / Boy from far / Ashley Maceli / Daniel Ramírez

Vivir bajo tierra

Es a lo que está abocada la población de las principales ciudades que reciben el ataque ruso, como puedan ser Kiev y Járkov, donde la población civil durante el día intenta llevar lo más parecido a una vida normal y por las noches pernocta en las estaciones de metro

Desde que comenzó la invasión de Ucrania, hace ya 50 días, un buen número de habitantes de las localidades ucranias asediadas han optado por vivir bajo tierra.

En Kiev, la capital, y también en Járkov, los vecinos tienen la posibilidad de pasar la noche en las estaciones del metro, donde el espacio permite que se apiñen cientos de persona, fuera de la capital ya es otro cantar.

En localidades como Mariúpol Lviv, donde no existe metropolitano, los habitantes de esos núcleos urbanos optan por pernoctar en los sótanos de los edificios.

Dese la época soviética están muchos de ellos están habilitados como refugios antiaéreos por lo que la adaptación de esas dependencias ha sido relativamente fácil.

Un paisaje lunar

En Járkov, una de las ciudades que está bajo asedio ruso, el ejército de Vladimír Putin ha optado por la tradición soviética de tierra quemada.

La ciudad está sometida a un bombardeo brutal que ha convertido la localidad ucrania en una sucesión de escombros sin fin, donde antes se erigían edificios y calles.

Járkov muestra hoy un paisaje que bien se podría calificar como lunar, con enormes cráteres producidos por la artillería rusa, y que han dejado el piso lleno de cascotes y de cristales rotos.

Además, los rusos han optado por castigar a la población civil, y bombardean aquellos lugares, como los mercados, donde saben que va a haber concentraciones de civiles.

En la última matanza, se ha contabilizado, en el centro de la ciudad, cinco muertos y más de 20 heridos, tras un bombardeo artillero.

El metro como refugio

Járkov es una ciudad que cuenta con un metropolitano excavado en la tierra, por lo que, desde el desencadenamiento de las hostilidades, muchos vecinos de la ciudad pernoctan en las estaciones.

Cuando se baja a los subterráneos del metro, lo que se encuentra uno es una sucesión de colchones en el suelo de las estaciones, coronados por cientos de sacos de dormir.

Inclusive se pueden encontrar tiendas de campaña en las cuales familias enteras pasan las noches como una manera de aislarse del frio que hace en las profundidades.

Muchos asilados en el metro de Járkov vivían, antes de la invasión, en edificios altos de la ciudad, que fueron los primeros atacados en la que el Kremlin pensaba que iba a ser una campaña relámpago.

También se da el caso de habitantes de la ciudad que hacen vida normal en sus viviendas durante el día, y por la noche acuden al metro para estar a resguardo de los bombardeos de las tropas rusas.

Intentar llevar una vida normal

Que muchos habitantes de Járkov se refugien las estaciones de metro no significa que la vida diurna se haya paralizado.

Son muchos los que durante el día acuden a sus trabajos o colaboran con la defensa civil o directamente con el ejército ucranio, desde cocinando para los soldados hasta manufacturando cócteles molotov.

El voluntariado también se puede hacer bajo tierra, ya que en las estaciones de metro se reparte tres comidas diarias, músicos amenizan las largas horas con actuaciones en directo y hasta hay psicólogos a disposición de los refugiados.

Objetivo militar

Los civiles se han convertido ya, como en otras guerras, en objetivo militar de los soldados rusos, ya que atacarlos hace que baje la moral del ejército y de los civiles ucranios.

Por tanto, ya no se cree a los encargados de prensa del ejército ruso cuando dicen que los bombardeos a civiles son un error.

Además, después de las imágenes de Bucha, donde se encontraron centenares de cadáveres ejecutados con tiros en la nuca, la maquinaria judicial internacional ya acusa a Rusia de crímenes de guerra y contra la humanidad.

De hecho, se espera, que a medida que el ejército ucranio vaya recuperando terreno, aparezcan más civiles ajusticiados y más fosas comunes donde los soldados rusos concentraban los cadáveres de civiles.

La que se podría calificar de limpieza étnica, que el ejército ruso está desarrollando en Ucrania no desmerece en nada a la «solución final» que los nazis idearon para acabar con los judíos en la II Guerra Mundial.

Se resiente la moral

Uno de los distritos de Járkov que ha sido especialmente hostilizado por la artillería rusa es el de Saltivka, donde los edificios derruidos se cuentan por centenares.

En las estaciones de metro de ese distrito el desánimo empieza a calar entre la población civil que allí se refugia.

El tableteo de las ametralladoras y el sonido de los obuses al caer hacen que los habitantes de ese distrito estén en perpetua alerta, y atesten las estaciones de metro ya que subir a la superficie puede ser sinónimo de muerte.

La falta de infraestructuras para poder acoger a la población civil es evidente ya que hay un solo aseo, cuando lo hay, para cientos de refugiados, y de poder darse una ducha, menor ni hablar.

El hacinamiento es tal que hay personas que tienen que dormir, o mejor dicho intentar dormir, en las escaleras mecánicas que bajan a la estación.

La ofensiva sigue

Aunque nadie se esperaba la resistencia que está demostrando el ejército ucranio, los rusos prosiguen con su ofensiva, aunque se han replanteado sus objetivos.

En estos momentos, todo el esfuerzo ruso se centra en hacerse con el control de una franja de terreno ucranio que uniría en un continuo la península de Crimea con el territorio secesionista del Donbás.

De esa manera, las fuerzas armadas rusas abandonan la intención de controlar todo el territorio ucranio, su primer objetivo, al que hubiese seguido el ocupar Kiev para deponer el gobierno de Volodimír Zelenski.

Y mientras tanto, dos países europeos tradicionalmente neutrales, como son Suecia y Finlandia, se piensan muy seriamente pedir su ingreso en la OTAN, alianza de la que ya forma parte, desde hace décadas, Noruega.

La diplomacia rusa ya ha advertido, que en caso de que se produzca ese ingreso, lo considerará casi un casus belli, y que inmediatamente trasladará misiles balísticos armados con ojivas nucleares a la frontera común con Suecia y Finlandia.

Fuente – el diario

Imagen – Андрей Перцев / manhhai / PBKIHX /