Estados Unidos respalda la paz en Oriente Medio

De histórico se puede calificar el acuerdo de paz que Israel ha firmado con Emiratos Árabes Unidos y con Baréin, de manera que además de traer paz a una región convulsa, como es Oriente Medio, sirve de espaldarazo para las políticas de Donald Trump y de Benjamín Netanyahu

Espaldarazo norteamericano a la paz en oriente medio, Donald Trump se ha convertido en el padrino en la recientemente firmada paz entre Israel, Baréin y Emiratos Árabes Unidos.

En tono milenarista, el presidente norteamericano ha proclamado que “Estamos aquí para cambiar el rumbo de la historia”, pocos momentos antes de la firma, en la Casa Blanca, del acuerdo de paz.

Tan trascendente se siente el marido de Melania Trump que no ha tenido otra ocurrencia que bautizar el acuerdo de paz como los Pactos de Abraham, y lo que no sabemos es si se refiere a profeta judío o a uno de los primeros presidentes norteamericanos, o a ambos.

Un acuerdo histórico

A pesar de que son muchos los analistas políticos que no ven mucho futuro al tratado de paz recién firmado, nadie duda que se trata de un momento histórico, aunque ni Baréin ni EAU tenga mucho «peso específico» desde el punto de vista geopolítico.

Sin embargo, si hay un común denominador entre los tres países que se han avenido a firmar la paz, y es su alineamiento en bloque en contra de la chií Irán, máxime cuando los dos países árabes son de mayoría suní.

Esa zona del globo está agotada después de décadas de enfrentamientos y desea la paz, justo ahora que la pandemia del covid-19 está haciendo naufragar las economías de la región, altamente dependientes de la venta de «crudo».

Otra derivada de los acuerdos es que, si la paz entre Israel y más países árabes se generaliza, estos dejarán de apoyar la causa palestina y un futuro en el cual estos puedan llegar a tener un estado independiente.

Recordando a Camp David

Donald Trump, como estrella mediática que pretende ser, se ha congratulado de la firma de la paz, asegurando que él ha conseguido más den dos meses – se han firmado dos acuerdos – que en los 72 años anteriores.

Bien es cierto, que estos pactos recuerdan y tienen la vitola de los firmados en el año 1994, con Bill Clinton en la presidencia, y donde el Reino de Jordania e Israel firmaron la paz.

Más de veinte años antes, se logró muñir el primer acuerdo de paz en la región entre Egipto, enemigo cerval de Israel, y el país donde en aquel momento gobernaba Menájem Beguín.

Se sumarán más países

Es el vaticinio que ha realizado Donald Trump, que ha avisado de que cinco o seis países árabes más estarían «en capilla» para firmar acuerdos de paz con Israel y dejará atrás décadas de una suerte de «guerra fría».

Son unas calculadas declaraciones de Donald Trump, que puede vindicar estos dos acuerdos de paz en Oriente Medio pocas semanas antes de que se celebren las elecciones presidenciales de noviembre, donde espera lograr la reelección.

Un secreto a voces

Sin embargo, la firma de estos tratados de paz, estos y los que la administración Trump tenga en cartera, no son más que la escenificación de unas relaciones que en otros ámbitos, inclusive los diplomáticos, son fluidas.

La colaboración económica, diplomática, y sobre todo en materia de seguridad – todos tiene en Irán a su demonio particular – son fluidas desde hace lustros, lo cual puede haber propiciado que ahora se dé este paso.

Inclusive con Arabia Saudí, cabeza visible del mundo árabe, las relaciones de Israel son intensas y cordiales, sobre todo en lo que tiene que ver con materias como la seguridad y la inteligencia, teniendo claro ambos estados que el enemigo a batir es Irán.

El conflicto palestino israelí en la recámara

La administración Trump, siempre ávida de «foco mediático», vio como su credibilidad se iba por el sumidero después de no lograr que israelíes y palestinos se aviniesen a firmar una paz que hubiese gestado la existencia de un estado palestino.

Es probable que debido a la necesidad de lograr un «golpe de efecto» antes de las elecciones presidenciales de noviembre, hayan teatralizado no uno, sino dos acuerdos de paz, entre las dos petromonarquías e Israel.

Ni el recurso de ayudas milmillonarias, hay que tener en cuenta que Cisjordania y Gaza están hundidas económicamente, han hecho que la Autoridad Nacional Palestina de su brazo a torcer y se avenga a firmar una paz que consideran humillante.

La falta de acuerdo entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina ha hecho que Estados Unidos haya retirado toda su ayuda económica, lo que ha dejado la economía palestina transformada en un erial, ya que su actividad estaba subvencionada por la ayuda internacional.

También un respiro para Netanyahu

La firma de los acuerdos de paz bilaterales no solo beneficia a Donald Trump, necesitado de mostrar un triunfo internacional ante la inminencia de las elecciones presidenciales.

También supone un «balón de oxígeno» para un Netanyahu asediado por procesos judiciales donde se lo está juzgando por corrupción, que en caso de resultar probada podría hacer culminar abruptamente su gobierno.

Otro frente que tiene abierto Netanyahu, y para lo que los acuerdos de paz se podrían convertir en una «cortina de humo», es la mala gestión que su gobierno ha realizado la de la pandemia de covid-19, con el país nuevamente confinado.

El premier israelí ha alabado la mediación norteamericana, calificando a Donald Trump por haber estado de manera inequívoca al lado de Israel a lo largo de todo este proceso, cuyo origen los sitúa en los acuerdos de paz del año 1994.

Prosperidad para la región

Es lo que más valoran desde EAU y desde Baréin, para los que la paz debería de traer una rebaja en la tensión geopolítica en la región, que ayudaría a su despegue económico, en unos momentos en los cuales hay planteada una crisis económica derivada del covid-19.

Otra derivada de los acuerdos, aunque de índole menor, tiene que ver con que Israel se compromete a no anexionarse más territorio palestino, de manera que la posible anexión de parte de Cisjordania, queda, por el momento, en suspenso.

Fuente – LA VANGUARDIA / Tratado de Paz palestino – israelí en Wikipedia

Imagen – State of Israel / U.S. Embassy Jerusalem / Matt Johnson / U. S. Secretary of Defense / Marvin Jansen Van Der Sligte / Gigi Ibrahim / Krebs Maus

India, casi a la cabeza de contagios de covid-19

India se ha convertido en el segundo país con mayor número de infectados por covid-19, superando en ese malhadado ranking a Estados Unidos, afectando especialmente a las zonas rurales infradotadas de recursos sanitarios

Tras la apertura del país, en estos momentos India es el segundo país con más contagios de covid-19, con 4,2 millones de infectados.

Al mismo tiempo, tiene el raro privilegio de ser el país con más sanitarios muertos producto de la pandemia del coronavirus.

De ese modo, India, el país más poblado del mundo, supera a Brasil en número de infectados, obtenido la segunda posición en una competición la cual ocupar el podio no es un «plato de gusto».

Subida brutal en solo un día

En solo 24 horas, India ha pasado a tener 90.000 infectados más por el virus SARS-CoV-2, convirtiéndose en un país que ya tiene más de cuatro millones de personas infectadas.

En un dudoso ranking se encuentra, en número de infectados, solo por detrás de los Estados Unidos de América, que a día de ayer sumaba 6,2 millones de contagios.

La diferencia entre el país que gobierna Donald Trump y el que dirige Narendra Modi, es que en el primero la situación se va estabilizando, y en la India todavía no se sabe cuándo la curva dejará de escalar.

El número de muertos de ayer tampoco ayuda a serenar el ánimo de los hindús, ya que fueron más de 1.200 en un solo día, otra magnitud que no deja de crecer y no se sabe cuándo esa curva se logrará aplanar.

A pesar de que India realiza un millón de pruebas PCR al día, se está poniendo en duda su precisión, por lo que resulta difícil calibrar el número real de infectados por coronavirus en ese país.

Apertura total

Después de tres meses de «cerrojazo», el gobierno hindú ha decidido abrir totalmente el país, en un proceso parecido al de la «nueva normalidad» que vivimos actualmente en España.

Fue en marzo cuando India comenzó el confinamiento, que ha sido uno de los más rigurosos del mundo, aunque con la llegada de esa «nueva normalidad» la población hace un uso informal de las normas.

Esa falta de cumplimiento de normas básicas como la distancia de seguridad, lavado habitual de manos y uso de mascarillas ha hecho que el número de contagiados y muertos esté en el pico de la curva.

Salvo las escuelas, que pertenecen cerradas, y los vuelos internacionales, restringidos, el resto de la actividad ha vuelto, con apertura de bares y restaurantes, e inclusive con el metro de Delhi que ha vuelto a operar.

Desde el estamento médico se achaca el aumento de las infecciones y muertes por covid-19 a que le gobierno hindú no se ha implicado en una lucha proactiva contra el virus, sino que simplemente se ciñe a hacer frente a la problemática de los ya infectados.

Además, el sistema sanitario hindú está, como el resto del país, en vías de desarrollo no pudiéndose equiparar al de ningún país desarrollado.

La infección se extiende al agro

En la primera oleada del virus, las zonas más castigadas fueron las grandes urbes hindúes, caso de la ya citada Delhi y Mumbai, pero ahora la pandemia se ha extendido al campo.

De hecho, más del 60% de los nuevos contagios de covid-19 se han producido en entornos rurales, y en esas zonas, antes que en los núcleos urbanos donde más rápido se está extendiendo la pandemia.

Además, tal como ha anunciado el gobierno a los profesionales sanitarios, se espera que la curva solo se logre aplanar a partir de finales del mes de noviembre, por lo que el aumento de casos está cantado.

La pandemia de covid-19 ha encontrado un caldo de cultivo en las zonas rurales de la India, habida cuenta que sus infraestructuras sanitarias son extremadamente frágiles, contando con muy pocos médicos.

Otra de las carencias es la práctica inexistencia de carreteras que conecten con las grandes ciudades, por lo que la mayoría de los hindús que viven en zonas rurales tienen vedada la asistencia médica en hospitales.

Han fallecido medio millar de sanitarios

El segmento sanitario, desbordado por la intensidad de la pandemia y que muchas veces está teniendo que doblar turnos, es uno de los que mayor mortalidad ha tenido.

Se estima en 500 los sanitarios que han fallecido producto de la pandemia, y a unas plantillas desbordadas que comienzan a sentir el trauma psicológico de haber perdido a muchas compañeras y compañeros.

A todo ello se suman otros factores que poco ayudan a la situación de crisis que vive la India, como es el caso del contencioso territorial que mantiene con China, y que ha llegado a producir escaramuzas entre los ejércitos de la India y China.

Crisis económica

Y a eso se une una crisis económica, que la pandemia de covid-19 no ha hecho sino extremar, con una contracción del 24% en el último trimestre.

Se trata sin duda de la peor recesión económica que ha conocido la India desde el año 1996 cuando comenzaron a realizarse esos registros.

Hay que tener en cuenta que la crisis de consumo, producto entre otros del confinamiento al que han sometido a su población muchos estados, no hace sino agravar la situación económica de un país que aspira a convertirse en la fábrica del mundo, como ya lo es China.

Parón en la vacuna de AstraZeneca

Y todo producto del hecho de que la farmacéutica británica ha suspendido temporalmente la experimentación con la vacuna después de que uno de los participantes desarrollase una enfermedad.

La orden de paralizar el experimento ha venido del DGCI, el controlador general de medicamentos de la India, cuando Serum, un instituto de investigación hindú, había declarado que continuaría con la experimentación.

De esta manera, hasta que la Universidad de Oxford y AstraZeneca no reanuden las investigaciones, las que se desarrollan en la India también se paralizarán, aunque todo parece que la reanudación será inmediata.

Fuente – el diario / Yahoo! Noticias

Imagen – Jorge Cortell / Dave Colon / Vasenka Photography / Emmanuel Dyan / CDC Global / Ninara / D. Wells

Prosigue el juicio por la matanza de Charlie Hebdo

Francia vuelve a revivir el horror de los atentados contra la redacción de Charlie Hebdo, en un juicio donde ninguno de los ejecutores del acto terrorista está presente, pero si los colaboradores necesarios que pueden ser condenados, en determinados casos, hasta a cadena perpetua

El 7 de enero del 2015, dos terroristas islamistas, los hermanos Kouachi, perpetraban uno de los más terribles asesinatos que ha sufrido Francia.

Accedieron a las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo y dejaron un reguero de cadáveres en la redacción de la publicación, asesinando a 12 personas y dejando a 11 personas malheridas.

Ahora, cinco años después, se celebra el juicio, en donde, habiendo fallecido los terroristas que perpetraron los atentados – Cherif y Said Kouachi y Amedy Coulibaly, que atentó contra un supermercado judío Hyper Cacher – se juzga a los colaboradores necesarios.

14 acusados

Son los que se están sentando en el banquillo de los acusados, imputados por haber, presuntamente, colaborado en la ejecución de los actos terroristas.

De ellos, solo Hayat Boumeddiene es de género femenino, siendo la pareja sentimental de Amedy Coulibay, que tomó un supermercado judío Hyper Cacher «a sangre y fuego».

La acusación y la fiscalía pretenden que sean condenados por participación en una organización terrorista criminal y por apoyo logístico, económico y material para la consecución de los atentados.

Algunos de ellos podrían ser condenados incluso a cadena perpetua, aunque la mayoría de las peticiones de pena oscilan entre los 10 y los 20 años de cárcel.

Sin embargo, en el banquillo solo se van a sentar 11 de los imputados, ya que Hayat Boumeddiene y Mehdi y Mohammed Belhoucine huyeron a Siria pocos días después de que se perpetraran los atentados.

Petición de cadena perpetua para dos de los encausados

Los jueces antiterroristas han reservado la máxima petición de pena, de cadena perpetua, para Mohamed Belhoucine y para Ali Riza Polat, en el caso del primero, por haber sido colaborador esencial en que los atentados se hayan llevado a cabo.

Belhoucine habría sido el encargado de proporcionar el armamento que se utilizó en el asalto de la redacción de Charlie Hebdo y del supermercado Hyper Cacher.

En el caso de Polat la petición de cárcel se basa en una lista autografiada en la que aparecen los precios de las municiones y detonadores que se utilizaron en los atentados, documento que apareció en el registro de un garaje de la localidad belga de Charleroi.

Penas de índole menor

El resto de la encausados tienen una petición de penas que, aunque no llegando a la cadena perpetua podrían hacer, en caso de ser admitidas por los jueces, que pasasen «a la sombra» entre una y dos décadas.

Es el caso de Abdelaziz Abbad y Miguel Martínez que están acusados de ser los «ojeadores» para ver donde se podía comprar armas, munición y explosivos utilizados en los atentados terroristas.

En el caso de Michel Catino está acusado de ser el que transportó el arsenal entre Bélgica, donde se adquirieron las armas, y París, donde se perpetraron los atentados, delito por el que también está acusado Willy Prevost.

El que menor petición de pena tiene es por el delito de asociación delictiva, lo que le podría llevar aparejado una pena de 10 años de prisión.

Un antes y un después

Fueron 109 segundos que cambiaron el mundo, los que tardaron los terroristas islámicos hermanos Kouachi en provocar una masacre en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo.

Ese y otro reguero de muertos que dejaron los sucesivos atentados que se perpetraron en Francia durante 2015 hicieron darse cuenta a las autoridades de lo profundamente que estaban implantadas las redes de terrorismo yihadista en el país que gobierna Emmanuel Macron.

De hecho, los sucesivos ataques terroristas llevaron al presidente de Francia, François Hollande a sacar al ejército a la calle para patrullar bajo el «paraguas» de la Operación Centinela.

Hoy en día, ver por las calles de las ciudades galas a militares «armados hasta los dientes», es algo que se considera como normal por la población francesa.

Sucesión de atentados

La acción terrorista contra Charlie Hebdo – en realidad contra la libertad de prensa en Francia – se puede decir que abrió la veda para una sucesión de atentados de inspiración islamista que convirtieron el 2015 en un annus horribilis.

En febrero de ese año, y en la Costa Azul, en concreto en Niza, tres militares fueron atacados a cuchilladas, cuando estaban guardando un centro de la comunidad judía en Francia.

Tres meses después un joven fue detenido por haber matado a cuchilladas a una mujer en un aparcamiento, en Villejuif, una localidad de extrarradio parisino.

Una investigación de la policía, tras su detención, descubrió que el terrorista tenía muy avanzados los preparativos para atacar una iglesia de culto católico.

En el mes de junio un repartidor decapitó a su jefe en una fábrica en Isère, y grabó un vídeo, que tuvo difusión en las redes sociales, en las que «enarbolaba» su cabeza.

Lo peor en la Sala Bataclán

Pero lo peor estaba por llegar, y sucedió en la tarde noche del 13 de noviembre del 2015, cuando tres comandos terroristas se coordinaron para atentar en París, siendo uno de los objetivos la Sala Bataclan.

Esa noche fueron asesinadas 130 personas, en tres ataques coordinados, que además de tener como objetivo la sala Bataclán, también llevaron a barbarie terrorista en el Estadio de Francia y en bares y restaurantes del este de París.

Afortunadamente tanto la ciudad como el país pudieron reponerse de la barbarie terrorista, y bien es cierto que, hasta la llegada del malhadado coronavirus, la parte de este de París se convirtió en una de las zonas más animadas y de copas.

De hecho, el grupo musical que tocaba en la sala Bataclán el día del atentado, Eagles of Death Metal, tuvieron el pundonor, cuando la ciudad recuperó el pulso, de volver a tocar en la misma sala, en un concierto gratuito en memoria de los heridos y fallecidos en los atentados.

Fuente – Atentado contra Charlie Hebdo en Wikipedia / LA RAZÓN / EL PAÍS / DW

Imagen – Itmost / Kristoffer Trolle / King of Hearts / Nestor Galina / Mikael Colville – Andersen

Lukashenko a un paso de hundir la economía bielorrusa

Sobre todo en lo que tiene que ver con la industria tecnológica, «niña de los ojos» del régimen de Lukashenko, que ve como los disturbios políticos le impiden el desarrollo de su negocio, mientras las oficinas de muchas tecnológicas son intervenidas y muchos ingenieros IT piden a sus empresas la repatriación

Con una economía prácticamente en manos del Estado, que provee a la manera soviética, la principal carta de presentación de la economía bielorrusa había sido, hasta hace dos décadas, un pujante sector agropecuario y de maquinaria pesada.

Hace 20 años a los jerarcas bielorrusos les dio por intentar diversificar la economía, y encontraron un filón en la industria tecnológica y del videojuego, que hoy supone un nada desdeñable 6% del PIB.

Dicha industria tecnológica se instaló en los parques tecnológicos de la capital Minsk, seducida por la estabilidad política, bien es cierto que «a la soviética» y el generoso tratamiento fiscal con enormes exenciones de impuestos.

Tecnológicas por la subversión

Pero de un tiempo a esta parte, con la mayoría de la población bielorrusa exigiendo en la calle apertura política, los disturbios consiguientes y la represión policial, con probados casos de torturas, han enrarecido el ambiente, sobre todo el económico.

De hecho, la represión ha llegado incluso al sector tecnológico, considerado hasta hace poco como intocable, cuando la policía lleva tiempo registrando las oficinas de PandaDoc, una compañía de software con matriz norteamericana.

Bien es cierto que el acoso ha comenzado después de que la compañía crease un programa de apoyo económico a los uniformados que abandonen las filas de Lukashenko y se pongan «de lado del pueblo».

Otras docenas de compañías han comenzado a desarrollar aplicaciones, muchas de ellas en dispositivos móviles, para ayudar a la población que se ha levantado contra Lukashenko y su régimen omnímodo.

Acabar con la «gallina de los huevos de oro»

La grosera e indiscriminada represión contra Silicon Valley bielorruso ha hecho que importantes compañías tecnológicas se estén planteando abandonar el país y trasladarse a repúblicas exsoviéticas más amigables.

En Minsk tienen sus filiales europeas importantes empresas de IT, como es el caso de la empresa de mensajería instantánea Viber y la compañía de ingeniería de software EPAM.

Inclusive, en el campo de los videojuegos, Wargaming tiene su sede en Minsk, siendo la promotora de importantes juegos online como World of Tanks, World of Warships y World of Warplanes.

En el Hi – Tech Park, sito en Minsk, existen 800 empresas que dan trabajo a 58.000 personas, muchas de ellas nativas de Bielorrusia.

Un sector alineado con las protestas

Tanto es así que uno de los fundadores del Hi – Tech Park no es otro que Valery Tsepkalo, que se ha convertido en uno de los principales antagonistas de Aleksandr Lukashenko, tanto que ha tenido que abandonar el país.

Pero no es solo él, ya que 2.500 ejecutivos, desarrolladores e inversores del sector tecnológico bielorruso han enviado una carta abierta a Lukashenko exigiendo elecciones libres y el fin de la represión policial.

En la misiva, exponen que un sector como el suyo, el de la alta tecnología, no puede desarrollarse en un clima de falta libertad, atropellos de las fuerzas de seguridad y en ausencia de democracia.

Por ello auguran que o la situación cambia, o en los próximos meses Bielorrusia vivirá una salida masiva de personal ligado a la sociedad de la información y a la tecnología, por no darse las garantías mínimas para la actividad de dicho sector.

De los sectores más rentables del país

La actitud del régimen de Lukashenko se puede calificar como suicida, ya que está «poniendo contra las cuerdas» a un sector que supone el 22% de las exportaciones de Bielorrusia y generó el año pasado 2.000 millones de dólares solo en ventas en el exterior.

De hecho, las turbulencias políticas que se están produciendo están haciendo que algunas empresas, como Viber, con matriz japonesa, que tenía intención de crear en el Hi – Teck Park de Minsk 120 nuevos puestos de trabajo, hayan aplazado la decisión.

Inclusive desde Rakuten – Viber, se están planteando, como no descienda la conflictividad política y social, dar oportunidad a sus empleados de trasladarse a las oficinas que la empresa japonesa tiene en los países circundantes.

Viber, en el punto de mira

Se trata de una de las tecnológicas que el régimen de Lukashenko tiene enfiladas: cinco de sus empleados han sido detenidos durante las protestas, dos de ellos sin ni siquiera haber participado en las mismas.

Uno de los detenidos por los órganos de seguridad bielorrusos, fue herido grave mientras se desarrollaba la detención por parte de los temidos ОМОН.

En otro orden de cosas, los «cortes» periódicos de internet que llevan a cabo las autoridades bielorrusas para dificultar la coordinación de la oposición, también han afectado seriamente a Viber, que cuenta en ese país con 6,5 millones de usuarios.

Pero no solo a las empresas tecnológicas, ya que la interrupción del servicio de internet, costó, solo en los tres primeros días de movilizaciones, casi doscientos millones de dólares a la economía bielorrusa.

Desbandada de empleados

Los empleados de empresas tecnológicas que quieren abandonar Bielorrusia son ya legión, y ha afectado especialmente a PandaDoc, donde el 83% de su plantilla ha solicitado que los destaquen en oficinas de las empresas en los países circundantes.

Yandex, otra tecnológica, ha sufrido constantes registros en sus oficinas, mientras que otras tecnológicas de capital bielorruso, caso de Wargaming, prefieren no comentar la situación que están viviendo.

Entre los «primeros espadas» de la industria tecnológica de la que fuera república soviética, uno de los que ha tomado la decisión de abandonar Bielorrusia es Pavel Liber, alto ejecutivo de EPAM.

A Liber también se le puede adjudicar la paternidad de la plataforma Golos, una plataforma diseñada para evitar «pucherazos» electorales, y ahora ha decidido, obligado por las circunstancias, exiliarse en Ucrania.

Otra de las que denuncia la situación actual que vive Bielorrusia es Elena Solokova, fundadora de la empresa Internet of Things, compañía especializada en proyectos de interconexión digital.

Tal como refiere Solokova, es difícil trabajar en un país donde hay miedo a salir a la calle, donde las fuerzas de seguridad golpean a ancianos y adolescentes, se tortura a los detenidos y donde hay desaparecidos mientras los OMOH se enseñorean de las ciudades.

Fuente – EL PAÍS

Imagen – dave / Belarus Feed / Thomas Kholer / la la la / World of Tanks / Viber / Archie /

La Unión Europea se replantea su futuro

La Unión Europea está a punto de abrir un intenso debate, que incluirá a las instituciones europeas, pero también a los países miembros y a sus ciudadanos, sobre el futuro de la Unión Europea, marcada por nuevos retos como la gestión de la crisis sanitaria y económica del covid-19, el cambio climático y el BREXIT

Los recientes acontecimientos, sobre todo lo que tiene que ver con la crisis sanitaria y económica producto de la pandemia de covid-19 hacen que Europa haga una reflexión de cuál tiene que ser su futuro y su forma de estar en el mundo a partir de ahora.

Para ello se plantea organizar un cónclave institucional y ciudadano que debata sobre el futuro de la Unión Europea, con la vista puesta en la refundación de esta organización paneuropea que se inició con la Comunidad Europea del Carbón y el Acero en el año 1951.

Repensar Europa

Es el ejercicio al que se aprestan las instituciones europeas en Bruselas, en una situación marcada por incertidumbres de todo tipo: de la sanitaria a la económica, y también la social ya que se prevé un otoño «caliente» lleno de conflictividad social.

La emergencia sanitaria, política, económica y social es mayúscula, no en vano nos estamos enfrentando a una pandemia que no se recordaba en Europa, y en el resto del mundo, desde hace más de un siglo, desde la denominada «gripe española».

Desde la «cabeza» de la UE en lo que se ha pensado es en abrir un debate para repensar Europa que se dilate en el tiempo durante dos años, y que esté abierto a muchos colectivos, desde los políticos a los empresarios, pasando por intelectuales y hasta ciudadanos «de a pie».

El acto fundacional de proceso, en el que ya trabajan la Comisión Europea, el Consejo Europeo y hasta la presidencia de turno alemana , pasaría por la escenificación de una declaración conjunta que marque los principios rectores de proceso deliberativo.

Muchos temas en «cartera»

Entre los temas que estarán a debate hay muchos que inciden en núcleo de lo que debe de ser la Unión Europea a partir de ahora, y que serán objeto de sesudas disquisiciones por los «actores» que participarán en los debates.

Entre esos asuntos se encuentran la resolución de BREXIT, el cambio climático, la pandemia de covid-19 que sola Europa o la inestabilidad política de algunas zonas del continente europeo.

Esas zonas «calientes» están ubicadas en las fronteras de Rusia, el contencioso secular que enfrenta, a tres bandas, a Grecia, Turquía y Chipre, y las crisis migratorias que provienen del Sahel y Magreb.

Desde los órganos de decisión de la UE se tiene claro que para que el debate fructifique es necesario que reúna ciertas características: debe de ser franco, inclusivo, abierto y estructurado.

También están designados ya los funcionarios europeos que dirigirán los encuentros, teniendo en la cúspide a la croata Dubravka Šuica, una miembro de la Partido Popular Europeo, que conducirá el debate y que realizará, eventualmente, funciones de moderadora.

Con los tiempos

Encontrándonos en medio de una pandemia de SARS-CoV-2, con restricciones de movilidad entre los países europeos, la conferencia se conducirá de una manera «híbrida», esto es, con encuentros presenciales, pero también muchos virtuales por teleconferencia.

En cuanto al marco temporal, en dependencia también de un horizonte cercano en el cual se habrá encontrado una vacuna eficaz frente al covid-19, la conferencia se desarrollará hasta el 2022.

El debate ya tiene inclusive una agenda, siendo el primero de los temas a tratar cómo resolver, de la mejor manera posible, la logística de las próximas elecciones europeas a celebrar en el 2024.

También esta agendada la posibilidad que por primera vez en la historia de la Unión Europea unas listas de candidatos de tipo transnacional y clarificar cual será el método de elección de la presidencia europea, inclusive remozando el tradicional sistema del spitzenkandidat.

Cambios de calado

Todo hace pensar que las reformas que podrían salir de este repensar Europa, podrían suponer un «golpe de timón» en materias vitales como la concepción política y económica del futuro de la UE.

Es plausible pensar que se podría optar por una mayor integración a nivel económico y fiscal, habida cuenta que de «tapadillo» la UE acaba, por primera vez en su historia, de mutualizar sus bonos.

También existe la posibilidad, cierta, que el proceso se cierre en falso, ya que son muchos los funcionarios europeos que recuerdan el fiasco que supuso la convención del 2002, que tenía como objetivo alumbrar una constitución europea.

Hay que recordar que en esa ocasión, Francia y Países Bajos se cerraron en banda y finalmente lo único que se consiguió que los países miembros refrendaran fue el parco Tratado de Lisboa en el año 2007.

Evolucionar a una nueva realidad

En lo que coinciden en el seno de la Unión Europea es que la unión está a punto de la esclerosis, con unas instituciones y una estructura envejecidas que ya no son capaces de hacer frente a los retos a los que se tienen que enfrentar los 27 países miembros.

El principal elemento rector de la UE es el ya citado Tratado de Lisboa del año 2007, un acuerdo que mermó, y mucho, la capacidad de veto de los países miembros, transformado el mismo en mayorías cualificadas.

El tratado también ha ensayado una suerte de acción exterior común, aunque parcial, vehiculada la misma por el Servicio Europeo de Acción Exterior, cuya cabeza más visible es el español Josep Borrell.

Uno de los grandes déficits que tiene la Unión Europea, es no haber podido pulir, aunque sea solo a nivel de borrador, una verdadera Carta Europea de Derechos Sociales, que «blinde» ciertas necesidades de los europeos, como es la vivienda.

Otro de los temas que hay que trabajar es la confianza que tiene los europeos en la Unión, después de que sucesivas crisis económicas, políticas y sociales hayan hecho cundir la desafección de los ciudadanos en las instituciones europeas.

Dichos «baches» también han provocado la desafección de los países miembros que cada día acuden más a las soluciones bilaterales o trilaterales, cuando a las meramente individuales, para la solución de sus problemas.

Fuente – EL PAÍS / Comunidad Europea del Carbón y el Acero en Wikipedia

Imagen – Thijs ter Haar / European Parliament / EU2017EE / Pikist / Juan Iconnu

Rusia preparada para enviar tropas a Bielorrusia

Vladimir Putin ha anunciado que un contingente de tropas rusas – sin especificar su origen ni su cuantía – está preparado para cruzar la frontera con Bielorrusia para restablecer el orden, en caso de que sean requeridos por el gobierno bielorruso

Finalmente, ante una situación que amenaza con derrocar a Lukashenko, Rusia ha anunciado que en caso de ser necesario enviará tropas para apuntalar el régimen del conocido como «último dictador de Europa».

Las declaraciones las ha realizado Vladimír Putin a la televisión rusa Rusia 24, en donde ha informado que, si la violencia supera un determinado umbral, enviará un contingente que se haga cargo del orden público en lo que fuera una república soviética.

Contingente sin especificar

Lo que no ha rebelado el mandatario ruso es tipo de tropa enviará a Bielorrusia en caso de ser necesario, aunque en Rusia el orden público cae casi en exclusiva bajo las competencias del Ministerio del Interior.

La organización del contingente se realiza después de que el presidente de Bielorrusia hiciese formalmente la petición al Kremlin, ha indicado el mandatario ruso, aunque por el momento las tropas solo se encuentran acuarteladas.

La conflictividad en las calles de Minsk, la capital, discurre desde hace semanas después de que se conociesen los resultados de las elecciones, un auténtico «pucherazo» donde Lukashenko habría ganado con el 80% de los sufragios.

Por acuerdos previos

De hecho, el sátrapa bielorruso lo único que ha hecho al solicitar ayuda militar de su vecino del este es activar una cláusula por la cual bajo determinadas circunstancias Rusia debe de proporcionarle ayuda militar.

Putin, tal como ha revelado, lo único que hace es cumplir con la obligación de asistir a Bielorrusia en virtud de un tratado de ayuda mutua.

Los términos del acuerdo, tal como ha revelado el que fuese alcalde de San Petersburgo, hacen que Rusia haya formado una agrupación de tropas listas para mantener el orden público en la vecina república exsoviética.

De momento, y hasta que la situación no se desmande definitivamente, las tropas no cruzarán la frontera común, siendo la «línea roja» que las manifestaciones devengan en saqueos o quema de vehículos y edificios.

Por ahora no

Putin también ha hecho público que en una reunión – por medio de teleconferencia – que tuvo con el líder bielorruso, ambos llegaron a la conclusión de que por el momento no es necesario que el contingente de tropas rusas cruce la frontera.

Bielorrusia y Rusia están ligados por varios tratados de ayuda mutua, como el del Marco Bilateral del Estado Único y el de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva.

El primero es de tipo bilateral entre Rusia y Bielorrusia, mientras que el segundo agrupa a Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán.

Alabanzas a la templanza de las autoridades bielorrusas

Putin, después de hacer un alegato en defensa de la legalidad bielorrusa y subrayar que la ley es igual para todos, ha alabado la mesura con la cual se han conducido las autoridades y los cuerpos de seguridad bielorrusos.

Parece que en el Kremlin no llega la prensa internacional de las democracias occidentales, donde ha quedad probado los excesos de los antidisturbios bielorrusos, que han apaleado y torturado inmisericordemente a manifestantes y detenidos.

Por lo visto, los periódicos rusos tampoco se han hecho eco que durante las manifestaciones la policía bielorrusa ha hecho uso de fuego real contra los manifestantes, lo que ha provocado ya varios muertos.

A pesar de no negar que en Bielorrusia existen problemas, el presidente ruso considera que todos ellos se tienen que poder resolver dentro de marco legal bielorruso, sin tener necesidad de que los manifestantes tomen las calles.

Un país de impronta rusa

Además de por el hecho de que Bielorrusia formó durante 70 años, hasta la caída del muro de Berlín y la desaparición del telón de acero, de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, los vínculos entre Rusia y Bielorrusia son de todo tipo.

Sobre todo, económicos, no en vano el 90% de la producción agrícola bielorrusa tiene como mercado Rusia, y ese no es único vínculo económico, siendo todavía más importante los vínculos energéticos.

Rusia es el principal suministrador energético del país que preside Aleksandr Lukashenko, sobre todo en lo que tiene que ver con el suministro de gas natural, vital para la industria bielorrusa.

La economía, muy dependiente del país que un día gobernaron los zares, hace que cualquier suceso que se produce en Kiev, se convierta casi en un asunto de política interna rusa, por lo cual la opinión pública rusa es capital para Bielorrusia.

Un reciente estudio de opinión llevado a cabo por el Centro Levada de Moscú, indica que el 57% de los rusos prefiere que Lukashenko se mantenga en el poder, mientras que un 17% preferiría que subiese al poder la líder de la oposición, Svetlana Tijanóvskaya.

Preguntados los ciudadanos rusos sobre los disturbios que asolan Bielorrusia, el 39% las valora negativamente, mientras que un 25% las considera legítimas.

Lukashenko recula

Aunque el encargado de hablar de ello es nuevamente Vladimir Putin, que ha reconocido que una buena parte de las reivindicaciones de los manifestantes son legítimas, pero que tienen que encauzarse dentro de la legalidad que impera en Bielorrusia.

Ejerciendo de portavoz del presidente bielorruso, Putin ha informado que el sátrapa bielorruso se aviene a la realización de una reforma constitucional, derogando la actual y promulgando una nueva.

A partir de una nueva carta magna se realizarían unas elecciones constituyentes, unas para la elección del parlamento y otras para la elección del presidente de la república.

La oposición sigue en «pie de guerra»

El movimiento opositor ha criticado duramente que el Kremlin haya anunciado que un contingente de tropas está en disposición de cruzar la frontera en cuanto su presencia sea solicitada por el gobierno bielorruso.

El comité opositor, cuya cabeza más visible es Svetlana Tijanóvskaya, asilada en Lituania con sus hijos por el peligro que corría en Minsk, ha protestado porque la injerencia rusa atenta directamente contra el derecho internacional.

La oposición sigue con la idea fija de que Lukashenko dimita como presidente, y a partir de ahí se inicie una transición que lleve a una nueva constitución que consagraría unas elecciones libres que elegirían a un nuevo parlamento y a un nuevo presidente.

Mientras tanto las movilizaciones continúan, con su epicentro en Minsk, la capital, y las fuerzas del orden siguen realizando detenciones masivas, mientras las huelgas se generalizan, sobre todo en el elefantiásico sector público bielorruso.

Fuente – EL PAÍS / Aleksandr Lukashenko en Wikipedia / Unión Soviética en Wikipedia

Imagen – Ivan Bandura / Pikist / Borodun / Spetsnaz Alpha / Larry Koester / ITU Pictures /

Dos muertos en los disturbios raciales de Milwaukee

Tras conocerse, y airearse en las redes sociales un vídeo donde se pueden ver los hechos, que un hombre afroamericano, Jacob Blake, había sido tiroteado por la espalda por la policía, las calles de muchas localidades del Estado de Milwaukee han «ardido» en violentos disturbios

Un nuevo caso de brutalidad policial – un agente que descerraja siete tiros a un afroamericano que se encontraba de espaldas – ha «encendido» las calles de Kenosha, ciudad donde se ha producido el suceso.

Ha sido una noche llena de disturbios, ya se han producido dos muertos y decenas de manifestantes y algunos policías han resultado heridos, mientras se reproducían los incendios y los saqueos.

Un incidente poco claro

Según la versión que ha aportado la policía, una patrulla acudió a lo que en principio era una disputa doméstica, y Jacob Blake, el herido, no atendió a las indicaciones de la policía para que se detuviera para ser identificado.

En un vídeo que se ha difundido en las principales redes sociales, mientras Blake intenta acceder a su coche uno de los policías lo coge por la camiseta y estando de espaldas el herido, el agente lo dispara por la espalda hasta siete veces.

Los dos policías de la patrulla que acudió al incidente han sido suspendidos administrativamente y el departamento de policía del Condado de Kenosha ha iniciado una investigación para dilucidar qué sucedió realmente.

Tres días de disturbios

Ayer mismo, por la noche, se desencadenó el incidente más grave de los tres días de disturbios, cuando miembros de una milicia local dispararon, en las inmediaciones de una gasolinera sita en Milwaukee, contra los manifestantes.

Mientras tanto, los incidentes se multiplicaban en Kenosha, inclusive más tarde de las 21:00 horas, hora en la cual entra en vigor el «toque de queda» impuesto por las autoridades municipales.

Una de las principales concentraciones se ha producido ante los juzgados de Kenosha, donde una multitud exigía que los policías que se habían visto involucrados en lo que casi se puede calificar como una ejecución, fuesen juzgados.

El tiroteo durante las manifestaciones, en el cual se han producido dos muertos, está siendo investigado por la policía del Condado de Kenosha, parece que se produjo cuando un grupo de milicianos armados que protegían diversos negocios dispararon contra la multitud.

Otra gota que colma el vaso

La nueva y presunta violencia policial se produce solo un mes después de que un policía de Mineápolis ahogase hasta la muerte al afroamericano George Floyd, lo cual desencadenó unas protestas masivas.

Blake, que todo parece indicar que quedará tetrapléjico producto de los disparos, es padre de tres niños, que se encontraban en el coche donde al intentar entrar, haciendo caso omiso de las indicaciones de los agentes, resultó tiroteado.

Por lo general, las protestas, que se han extendido a lo largo y ancho de los Estados Unidos de América, son pacíficas durante el día, pero se tornan violentas al llegar la noche, con frecuentes saqueos de todo tipo de negocios.

Debido al cariz violento que adquieren las protestas una vez que se ha puesto el sol se han movilizado a las milicias – generalmente grupúsculos de extrema derecha fuertemente armados – que se autodesignan como vigilantes de los negocios que son susceptibles de ser asaltados.

La familia de Jacob Blake llama al fin de la violencia

En una comparecencia pública, flanqueada por su abogado y otros miembros de su familia, la madre del afroamericano que ha sido víctima de la aparentemente mala praxis de la policía ha llamado a que cese la violencia.

La madre ha aprovechado la comparecencia para hacer un llamamiento a la comunidad negra para que restañe pacíficamente sus heridas y para que recen por la recuperación física, moral y emocional de su hijo.

Por su parte, el padre de Blake quiso subrayar que un agente de policía, del que a día de hoy todavía se desconoce su filiación, disparó siete veces como si la vida de su hijo no importase, a lo que el progenitor de Jacob ha confrontado que su hijo era un ser humano y que su vida si importa.

Milwaukee, zona de guerra

Es en lo que se ha convertido el Estado, después de que los disturbios hayan prendido como la pólvora en todo su territorio, con el epicentro en la localidad, Kenosha, donde se ha producido el luctuoso acontecimiento.

La dotación que está utilizando la policía, los agentes del Sheriff y la Guardia Nacional que han sido movilizados por las autoridades recuerdan a una guerra, como pueda ser la de Afganistán o la de Irak, que unos disturbios que están sucediendo en Estados Unidos.

Los Milwaukee Buck se niegan a jugar

La protesta por los derechos civiles, que se ha reactivado producto del asesinato de George Floyd y la violencia policial contra Jacob Blake, ha llegado también a la NBA.

Los Milwaukee Buck, el equipo de baloncesto de principal ciudad del Estado, se han negado a participar, en protesta por la violencia policial, en los playoffs que deberían de haber disputado contra los Orlando Magic.

Además, la mecha ha prendido en otros muchos equipos de baloncesto de la NBA, muchos de cuyos jugadores, y no solo los afrodescendientes que son la mayoría, se han prodigado en gestos públicos de solidaridad con Blake y su familia.

De hecho, ya es habitual ver a muchos jugadores de la NBA, independientemente si son afrodescendientes o de raza blanca, vestir en el banquillo con camisetas con el lema «Black Lives Matter», que se podría traducir como “Las vidas negras importan”.

Otros importantes equipos, como puedan ser Los Ángeles Lakers o los Houston Rockets ya han anunciado que van a boicotear los playoffs como una manera de protestar con la violencia sistémica que ejerce la policía contra las minorías, especialmente contra los afroamericanos.

De hecho, todos los equipos de WNBA, la liga femenina de la NBA suspendió todos los partidos que se tenían que desarrollarse durante el pasado fin de semana, como una manera de solidarizarse con la violencia que sufre la minoría afroamericana.

Fuente – el diario / El Confidencial

Imagen – Proton K / Office of Public Affairs / Derek Simeone / Even Normann / NBC Chicago / Jeramey Jannene

A la caza del disidente

Dos parlamentarios opositores al gobierno hongkonés han sido detenidos en aplicación de la Ley de Seguridad Nacional, acusados de provocar disturbios al enfrentarse a la policía, mientras el editor de uno de los rotativos hongkoneses de mayor tirada también ha sido arrestado

Es en lo que se han embarcado las autoridades chinas en Hong Kong, que se ha saldado con la detención de dos parlamentarios del órgano legislativo de lo que fue colonia británica hasta el año 1997.

Los representantes públicos detenidos obedecen al nombre de Lam Cheuk-ting y Ted Hui y con ellos han sido privados de libertad, suponemos que hasta que sean puestos a disposición judicial, otras 14 personas.

Las detenciones están relacionadas con la investigación de las protestas que se llevaron a cabo en la antigua colonia británica en el año 2019.

Nuevas redadas

Las fuerzas de seguridad chinas han comenzado una oleada de detenciones masivas relacionadas con las masivas protestas que contra el gobierno de Hong Kong se llevaron a cabo el año pasado.

Los dos legisladores pertenecen al Partido Democrático, la tercera fuerza política, alineada con postulados de centro izquierda, en el Consejo Legislativo de Hong Kong.

La acusación que pesa sobre ellos es la de conspiración con terceros para el daño o destrucción de propiedad pública a lo que se suma obstrucción a la justicia, penas que les podrían acarrear años de cárcel.

Los hechos por los que se les pretende condenar sucedieron en un parque de Hong Kong el 6 de julio del 2019 y una concentración de protesta derivó en disturbios entre manifestantes y la policía.

Protesta del Partido Democrático

Es la formación política a la que pertenecen los dos detenidos y su líder, Wu Chi-wai ha protestado enérgicamente tildando las detenciones de arbitrarias.

Además, ha acusado al Ministerio Fiscal de estar tergiversando los hechos, y que por lo único que los dos parlamentarios participaron en la concentración fue porque pretendían mediar entre manifestantes y policía.

Inclusive la fiscalía también imputa a Lam Cheuk-ting como instigador de otros disturbios producidos en la estación de metro de Yen Long, acaecidos en 21 de julio del 2019, y en donde cientos de miembros de las tríadas – la mafia china – atacaron a manifestantes que acaban de participar en una concentración pacífica.

Pasividad policial

En la multitud de imágenes que se grabaron sobre el «incidente», se puede ver como los mafiosos atacan con varas de acero y palos de madera a los manifestantes – se les reconoce porque suelen vestir de negro – que volvían de una concentración pacífica de protesta.

En las imágenes se puede ver como la policía o no actúa, o actúa indolentemente para evitar que los miembros de las triadas apaleen salvajemente a los disidentes políticos.

Las hipótesis de que policía y tríadas estaban conchabados se validaron cuando salieron a la luz imágenes de cómo la policía dejaba salir de la estación, además de manera amistosa, a miembros de las triadas involucrados en los incidentes.

Herido por defender la democracia

Precisamente uno de los parlamentarios imputados, Lam Cheuk-ting, resultó herido y requirió de 18 puntos de sutura, siendo por tanto uno de los damnificados por la acción violenta de las triadas.

La oposición se queja de que China está utilizando el sistema legal hongkonés y a la policía para interés espurios, como son acabar con las libertades en la que fuera colonia británica.

De hecho, la nueva Ley de Seguridad Nacional de Hong Kong para muchas organizaciones de derechos humanos, como Amnistía Internacional y muchos gobiernos occidentales creen que es la «puntilla» a la democracia hongkonesa.

El debut de la nueva legislación se produjo hace dos semanas cuando la policía detuvo a Jimmy Lai, el editor del rotativo Apple Daily, uno de los diarios más críticos con la deriva autoritaria que se está produciendo en Hong Kong.

Se aplazan las elecciones

El ejecutivo prochino que preside Carrie Lam ha aprovechado la crisis sanitaria del coronavirus para determinar aplazar las elecciones, sin dar razón de cuando se podrán celebrar las mismas.

Desde la oposición política se malician que la verdadera razón de «congelar» el proceso electoral tiene que ver con el hecho de que la oposición podría cosechar unos resultados espectaculares.

La pregunta del millón es que haría el gobierno chino con un legislativo hongkonés y un ejecutivo prodemocracia y que intentaría, como primera medida, derogar la Ley de Seguridad Nacional.

Nueva ronda de sanciones norteamericanas

La administración Trump ha puesto en marcha una nueva ronda de sanciones contra el gobierno de Hong Kong, y la diana esta vez ha sido la jefa del ejecutivo hongkonés, Carrie Lam.

La política hongkonesa ha visto como se han congelado todos los activos que posee en Estados Unidos; asimismo otros 16 altos cargos del ejecutivo de Hong Kong han visto como son sometidos al mismo trato.

Se trata de una medida más de acoso a China cuya última escenificación había sido la prohibición de operar en territorio norteamericano de las redes sociales WeChat y Tik Tok, que podrían ser compradas por una tecnológica norteamericana.

Entre los burócratas hongkoneses represaliados encontramos a Chris Tang, comisionada de policía y Luo Huining, director de la Oficina de Enlace, encargada de las relaciones entre el gobierno de Xi Jinping y Hong Kong.

Como trasfondo de todas estas sanciones se encuentra la Ley de Seguridad Nacional, que para la mayoría de la comunidad internacional es un sindiós jurídico cuya única finalidad es sepultar las libertades en la antigua colonia británica.

China se defiende

Tanto Pekín como el ejecutivo hongkonés han salido a los medios para rebatir las justificaciones norteamericanas que pretenden explicar las sanciones.

Desde Pekín se pone de relieve que finalmente han subido a la superficie las verdaderas razones que tiene Estados Unidos para actuar como lo hace: una postura completamente antichina e intentar sembrar la discordia en Hong Kong.

Ahondando en ese juicio de opinión, el secretario de comercio hongkonés ha calificado las sanciones como salvajes, desproporcionadas y no razonables.

Fuente – EL PAÍS / Partido Democrático en Wikipedia / EL MUNDO

Imagen – Studio Incendo / James Cridland / Jorge Láscar / Anthony Karanja / Anthony Quintano / U.S. Secretary of Defense

Se recrudece la represión en Bielorrusia

La represión en Bielorrusia se extrema a medida que Lukashenko se va debilitando y cuenta con menos apoyos, con una oposición que cuenta ya con miles de detenidos, heridos y muertos, aunque mantiene firme el pulso contra el último dictador de Europa

Como resultado de las movilizaciones masivas de protesta por el «pucherazo» en las elecciones en Bielorrusia, donde Alexandr Lukashenko ganó con el 80% del voto escrutado, la represión del régimen alcanza cotas inaguantables.

Uno de los damnificados ha sido Alexéi Novak, que los días que estuvo encarcelado vivió una auténtica película de terror, hacinado con otros 17 compañeros en una celda minúscula en la cual tenían que turnarse para dormir en los pocos catres que había a su disposición.

Vejado y apaleado por los antidisturbios durante toda su estancia, las secuelas físicas y psicológicas son bien visibles en este programador de 36 años que volvía del colegio electoral donde hizo «mesa» cuándo fue detenido arbitrariamente.

Casi 30 años en el poder

Va para tres décadas el tiempo que Lukashenko se hizo con el «cetro» de Bielorrusia, ejerciendo un poder omnímodo como cuando existía la antigua URSS y que se resiste a abandonar, con unos procesos electorales casi «a la búlgara».

La represión se ha ido extremando a medida que la contestación en las calles iba siendo mayor y a día de hoy, se estiman los detenidos en más de 7.000, cientos de heridos, cuatro muertos y 80 desparecidos.

Los testimonios de violencia policial se cuentan por miles, y toda esa represión solo ha servido para dar «alas» al movimiento de protesta y darle legitimidad internacional.

Tal es el cariz que están tomando los acontecimientos que la opositora Svetlana Tijanóvskaya, la única rival que ha tenido en las elecciones Alexandr Lukashenko, ha decidido trasladarse con su familia a la fronteriza Lituania, dado que su integridad física y la de su familia podrían sufrir peligro.

Un clamor social

Bielorrusia, con una población de 9.400.000 habitantes, está viviendo una convulsión social como no se recordaba desde que se desmembró la Unión de Repúblicas Soviéticas.

Las peticiones de los manifestantes se centran en protestar contra un sátrapa que lleva casi tres décadas en el poder y por la convocatoria de unas nuevas elecciones, después del «pucherazo» perpetrado en las últimas.

La solución no es fácil, dado la situación geoestratégica de la república exsoviética – formaba parte de los «estados tapón» de la URSS y las privilegiadas relaciones que siempre ha mantenido Lukashenko con el Kremlin.

Inclusive para algunos analistas como Artyom Shraibman, la situación podría tener graves repercusiones para Europa e inclusive desencadenar una suerte de «guerra fría» entre Rusia y sus antaño antagonistas occidentales.

Morir matando

Lo que ha quedado bien claro hasta ahora es que Alexandr Lukashenko no se va a ir sin luchar, dado el cariz que va alcanzando la represión, que no contento con movilizar a la policía, ahora ha puesto en alerta a las fuerzas armadas bielorrusas.

Durante cinco legislaturas, este licenciado en historia ha gobernado Bielorrusia con mano firme y con unos modos cuasi dictatoriales que recuerdan a la auctoritas que se ejercía en la época soviética.

En una muestra de fuerza, el pasado sábado se le pudo ver en la frontera del país, vestido de uniforme y pasando revista a las tropas, haciendo declaraciones grandilocuentes de que «resolverá» las protestas.

Inclusive ha llegado a advertir a Polonia, Letonia y Lituania, que en caso de violación del territorio bielorruso no dudará en enviar a sus fuerzas armadas a defender su tierra, en lo que es a todas luces un «aviso para navegantes».

¿Quizás la última función?

Conocido como «el último dictador de Europa», Lukashenko ha llegado muy debilitado a estas últimas elecciones, inclusive a pesar de haber puesto toda la «maquinaria» estatal a su servicio para ganar los comicios.

Entre los factores que han hecho que la población esté ya hastiada del gobierno de este «zar» se encuentra, como antecedente más próximo, la mala gestión de la pandemia del covid-19, que ha golpeado con fuerza al país euroasiático.

Entre los peregrinos consejos del sátrapa para luchar contra el coronavirus se encontraban la de acudir a la sauna, beber vodka o utilizar el tractor para sembrar.

Al mismo tiempo, Bielorrusia vive en una perenne crisis económica, con un sector público de dimensiones elefantiásicas que si bien es el mayor empleador de Bielorrusia es poco competitivo internacionalmente.

Los bajos niveles de crecimiento económico hacen que Bielorrusia tenga que estar permanentemente renegociando su deuda externa, muchas veces a un paso del default.

Paradójicamente, con la habilidad que tiene el gobernante bielorruso de «echar balones fuera», echo la culpa de la crisis económica a Rusia, porque el gobierno de Putin había cancelado algunos de los acuerdos comerciales bilaterales.

Sin embargo, después del «capote» que le ha echado Rusia, prometiéndole apoyo militar llegado el caso, ahora la culpable de todos los males que asolan Bielorrusia es Europa.

Esa atribución de responsabilidad tiene una causa: la UE ha puesto en duda los resultados electorales, ha sancionado a altos cargos del gobierno bielorruso y acaba de aprobar una partida económica para los bielorrusos que están sufriendo la represión.

La oposición recaba el apoyo internacional

Mientras tanto la comunidad internacional se reúne con la líder de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanóvskaya, para pulsar la opinión de la líder del mayoritario movimiento social que pretende derrocar al actual gobierno bielorruso.

La antigua profesora de inglés ha multiplicado los contactos con diplomáticos y ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea, incluido con míster PESC, el español Josep Borrell.

Inclusive la candidata independiente ha mantenido un encuentro, al máximo nivel, con el Secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, uno de los «halcones» de la administración de Donald Trump.

Una represión que no da tregua

La represión ha vuelto a las calles de Minsk, la capital, y en otras ciudades bielorrusas, y la oposición se malicia que la represión se puede extremar en la medida en que el autócrata cada día que pasa tiene menos apoyos, tanto dentro como fuera de Bielorrusia.

Uno de los ciudadanos en los cuales se ha materializado la represión es Dimitri, de 35 años, que, tras ser detenido, recibió tantos golpes que no puede sentarse.

Su cuerpo, cuenta, es un «mapa» de la represión, ya que tiene resto del impacto de pelotas de goma, perdigones de escopeta y porrazos, todos ellos «administrados» por los antidisturbios durante las protestas y durante la posterior detención.

Sin embargo, la ciudadanía bielorrusa continúa beligerante y sigue acudiendo a cada nueva concentración de protesta que se organiza; muchas veces las concentraciones se publicitan en redes sociales como Facebook.

Fuente – EL PAÍS / LA VANGUARDIA / Aleksandr Lukashenko en Wikipedia / Svetlana Tijanóvskaya en Wikipedia

Imagen – Ivan Bandura / Bundesministerium für europäische und internationale Angelegenheiten / Serge / pikist / Bundesministerium für Finanzen /

«Tambores de guerra» en el mediterráneo oriental

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es fragata-guerra-turca.png

El envío de un barco de prospección gasística turco, escoltado por barcos de su armada a aguas griegas, ha levantado una polvareda, por ahora solo diplomática, que ha provocado que Francia haya enviado barcos de guerra al mediterráneo oriental

Tal como os comentábamos en un reciente articulo en esta misma bitácora, el envío de un buque de prospección gasística turco a aguas territoriales griegas había provocado un pequeño cataclismo tanto en Atenas como en el resto de las cancillerías europeas.

A tanto ha llegado la preocupación que los ministros de exteriores de los países que pertenecen a la Unión Europea han celebrado hoy una reunión de emergencia ante lo que ya nadie duda en calificar como ambiciones imperialistas de Recep Tayyip Erdoğan.

Francia envía a su marina de guerra

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es grupo-de-batalla-charles-de-gaulle.png

Los rifirrafes entre Grecia y Turquía son una constante desde hace más de un lustro, pero el cariz que ha tomado la última trifulca entre Atenas y Ankara ha decidido a Emmanuel Macron a enviar barcos de guerra al mediterráneo oriental.

Tan explosiva se ha vuelto la situación que el máximo representante de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, ha convocado para hoy viernes una reunión de los ministros de exteriores de la UE.

Primar el diálogo

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es erdogan-merkel.png

Es de lo que se encuentra persuadido este ingeniero aeronáutico español devenido en Mr. PESC, ya que, aunque Chipre y Atenas son miembros de pleno derecho de la Unión Europea, Turquía no deja de ser un socio preferente de la Unión.

Inclusive la canciller Merkel, que tiene relaciones privilegiadas con el líder turco, ha participado en las conversaciones para reconducir la situación y evitar que esa zona del mediterráneo se convierta en un polvorín.

De hecho, la doctora en físicas, líder de la CDU, ha realizado sendas llamadas a Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, y a Recep Tayyip Erdoğan, primer ministro de la República de Turquía.

A pesar de buscar a toda costa un acuerdo, la marina de guerra francesa, a petición de Grecia, va a reforzar su presencia en el mediterráneo oriental, con una demostración de fuerza para evitar que las aguas territoriales griegas vuelvan a ser vulneradas.

Se trata de una respuesta proporcionada después de que Turquía enviase a aguas soberanas griegas un buque de prospección de hidrocarburos escoltado por buques de guerra que ondeaban la bandera turca.

Apoyo explícito

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es twitter-emmanuel-macron.png

El apoyo que Francia quiere dar a Grecia y a Chipre es explícito, no en vano el primer ministro francés explicó las razones del envío de su marina de guerra en un tuit en la red social Twitter.

Y para que nadie se llamase a engaño sobre las intenciones galas, volvió a tuitear el mismo texto, pero esta vez redactado en griego.

Macron no ha dudado en calificar como provocación el actuar turco, al que no ha dudado en tildar como un país que aunque carece de costa en el mediterráneo oriental, no hace más que «pinchar» a griegos y chipriotas.

Inclusive, para «marcar territorio», el Ministerio de Defensa francés ha informado que dos cazabombarderos galos que realizaban maniobras militares en Chipre harán escala en la base aérea de Souda, enclavada en la isla de Creta.

De las palabras al armamento

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es caza-rafale.png

Uno de los portahelicópteros con los que cuesta la armada gala, el Tonnerre, se encuentra próximo a la zona de disputa ya que se encuentra destacado, en misión humanitaria, en el Líbano.

Pero no es el único navío de guerra francés en la zona, ya que la fragata Lafayette se encuentra fondeada en Larnaca, la capital de la República de Chipre – afecta a Atenas – donde va a desarrollar unas maniobras navales con la armada griega.

Grecia informa a su población

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es calle-de-atenas.png

Ha sido el propio primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, el que ha realizado una alocución en televisión, en horario de máxima audiencia, en el que ha informado a sus compatriotas de la delicada situación, por ahora diplomática.

Casi a la misma hora, el primer ministro Erdoğan, en un claro intento de «echar gasolina al fuego» lanzaba una alocución en la televisión turca en la cual informaba que su armada no dejará transitar a ningún barco por lo que considera sus aguas territoriales.

En lo que respecta a la diplomacia de los 27, el apoyo a Grecia y a la República de Chipre es unánime, a pesar de que ya no hay la misma unanimidad sobre la medida que la UE tiene que orquestar contra Erdoğan.

Francia es quizás el país europeo más proclive en cuanto a endurecer las medidas de presión contra Turquía en caso de que persista en la política de invadir sistemáticamente las aguas territoriales griegas y grecochipriotas.

Pero otro grupo de países, encabezados por Alemania son más proclives a medidas de apaciguamiento, habida cuenta de que Turquía es un socio prioritario para Europa, en lo económico, pero no solo.

Cabe recordar que no es la primera vez que Erdoğan abre sus fronteras, como medida de presión ante la UE, permitiendo que hordas de emigrantes asolen territorio del Tratado de Schengen.

Contactos al más alto nivel

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es charles-michel-primer-ministro-belga.png

Tal es la importancia que Europa da a su relación con Turquía, que el propio presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, mantuvo una conversación telefónica con Recep Tayyip Erdoğan.

Durante su parlamento, Michel le declaró a Erdoğan el absoluto alineamiento de la UE con la postura que mantiene Grecia y la República de Chipre, aunque dejó abierta la puerta a servir como moderador en una posible negociación a tres bandas.

De cualquiera de las maneras, las recientes disputas territoriales entre Turquía y Grecia / Chipre no son más que un síntoma de unos intereses geoestratégicos que involucran a todo el mediterráneo.

Intereses geoestratégicos

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es milicianos-ypg-kurdas.png

La actual disputa por las aguas territoriales no es más que un movimiento más de la partida de ajedrez que llevan años jugando Ankara y Atenas, unos intereses que involucran, entre otros territorios, a Libia y Siria.

Por otra parte, ambos países llevan desarrollando una «guerra fría», donde a veces saltan chispas como ahora, por tener el control de los recursos energéticos de la cuenca del mediterráneo.

De cualquier modo, la Unión Europea no se puede permitir hacer ningún «feo» a Turquía por varias razones, una de ellas es que es miembro de pleno derecho de la OTAN.

Además, el país que fue la matriz del imperio otomano es un aliado esencial, tanto para Europa como para Estados Unidos, en lo que respecta a antiterrorismo como en el control de los flujos de migratorios.

Fuente – EL PAÍS / Chipre en Wikipedia

Imagen – Buques de Guerra / Rama / World Humanitarian Summit / Twitter / Gabriel García Marengo / EU2017EE / Kurdish Struggle