Un Roman Protasevich torturado, confiesa al dictado

El disidente bielorruso Roman Protasevich, cabeza visible de Nexta, una agencia de noticias que informa de los disturbios en Bielorrusia, y que fue detenido hace semanas, ha aparecido en la televisión, con muestras de haber sido torturado, asumiendo todos los cargos que se han presentado contra él

Lukashenko a un paso de hundir la economía bielorrusa

Sobre todo en lo que tiene que ver con la industria tecnológica, «niña de los ojos» del régimen de Lukashenko, que ve como los disturbios políticos le impiden el desarrollo de su negocio, mientras las oficinas de muchas tecnológicas son intervenidas y muchos ingenieros IT piden a sus empresas la repatriación